El Gobernador de Tucumán, Juan Manzur, fue el primer funcionario en expresar sus condolencias ví Twitter.

«Con mucho pesar recibimos la triste noticia del fallecimiento del gran Arquitecto César Pelli. Quiero hacer llegar mis condolencias a toda su familia, sus amigos y a su equipo de trabajo» .

César Pelli nació el 12 de octubre de 1926 en Tucumán. Estudió arquitectura y se graduó en la UNT. Posteriormente, luego de trabajar en distintos lugares de nuestro país, se trasladó a los Estados Unidos, en 1952, donde obtuvo la nacionalidad estadounidense.

Vivió en New Haven, Connecticut y desde allí dirigió el estudio Pelli-Clarke-Pelli. Fue socio del despacho de Eero Saarinen y posteriormente de Gruen Associates. En 1977 fundó su propio despacho, César Pelli and Associates.

Además fue decano de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Yale entre 1977 y 1984 y fue distinguido con la medalla de oro del The American Institute of Architects (AIA) (Instituto Estadounidense de Arquitectos).

Las Torres Petronas, en Kuala Lumpur , Malasia; las Salesforce Tower, en San Francisco; la Torre Unicredit, en Milán; el Aria Resort & Casino, en Las Vegas; y The Landmark , en Abu Dhabi; son solo algunas de sus edificaciones más destacadas en el mundo.

 

Le parecía inútil que le hicieran dibujar un palacio cuando empezó arquitectura en la Universidad Nacional de Tucumán, a los 16 años. La carrera era nueva en la facultad y César Pelli no tenía claro a qué se quería dedicar.

“Al final del primer año llegaron dos profesores de Buenos Aires que me hicieron diseñar una parada de colectivos en lugar de una tumba y me empecé a entusiasmar. Descubrí que podía combinar el arte con el sentido social“, recuerda.

Lo que nunca imaginó es que se transformaría en el arquitecto más famoso del planeta. César Pelli se preocupó por embellecer el mundo. No sabía que se convertiría en leyenda.

Lo que vino después fue una historia de resistencia. Llegó a Chicago con un subsidio de la Universidad de Illinois de 95 dólares por mes. Vivió en una habitación con su esposa embarazada. Fue bibliotecario hasta que un profesor lo ayudó para que un estudio de arquitectura le diera trabajo. Se esforzó, ascendió y consiguió un puesto mejor.

Creció y se asoció con el hombre que inventó los shoppings, Victor Gruen. Lanzó su propia firma -Pelli Clarke Pelli- a los 51 años. Hoy tiene sedes en Abu Dabi, Nueva York, New Haven, San Francisco, Shangai y Tokio.

El arquitecto tucumano revolucionó el mundo de la construcción. Antes de que proyectará las Torres Petronas en Malasia, los únicos rascacielos que había estaban en los Estados Unidos.

Las Petronas fueron ,durante años, los edificios más altos del planeta y son -hasta hoy- el único motivo por el que millones de turistas viajan a Kuala Lumpur.

Todos quieren verlas, sacarse una foto, poner la cabeza en 90 grados para contemplar la inmensidad de esa obra estrella.