Esto se debería principalmente por las causas por la que los menores estarían involucrados a la hora de llegar al lugar, pero para que esta idea se lleve a cabo habría que realizar diversas reformas principalmente en lo legal.

En Avenida Francisco de Aguirre al 400, desde hace ya varios años, por diversos motivos, la institución viene teniendo frecuentes incidentes que implican a los menores en conflicto con la ley.

Fugas cinematográficas, complicidad con los familiares y hasta con la policía, es lo que muchas veces solemos leer o escuchar de parte de este Instituto.

El último episodio fue el pasado 8 de julio alrededor de las 21.00 horas, cuando un grupo de adolescentes comenzaron disturbios que ocasionaron algunos daños materiales en el lugar. Intervino el Ministerio de Seguridad, quien logro contener la situación reubicando a los jóvenes en otros sectores.

Actualmente este establecimiento es dependiente del Ministerio de Desarrollo Social que trabaja en conjunto con la Secretaria de Estado de Niñez, Adolescencia y Familia a cargo de Sandra Tirado, quienes coordinan centros, hogares e institutos en todo San Miguel de Tucumán.