El presidente Alberto Fernández anunció ayer la intervención y expropiación de la empresa Vicentín, una de las principales agroexportadoras del país. «Estoy anunciando acá, en este instante, que estamos mandando al Congreso una ley de expropiación del grupo Vicentín para que el Estado nacional se haga cargo. Todos los activos del grupo Vicentín, hasta hoy a cargo de la familia Vicentín, pasarán a formar parte de un fondo fiduciario y que le encomendaremos la gestión a YPF AGRO», puntualizó.

Alberto Fernández sostuvo, en una conferencia de prensa en Casa Rosada, que para la intervención del grupo Vicentin, el Poder Ejecutivo «ha designado a un experto que es Gabriel Delgado».

«Esta es una empresa que está en concurso preventivo, camino a la quiebra», sentenció el jefe de Estado, quien remarcó que no sabe qué opina la oposición sobre esta medida, pero remarcó que los productores agrícolas santafesinos «deben estar muy contentos».

El mandatario sostuvo que se trata de «una operación de rescate», al enfatizar que «Argentina necesita soberanía alimentaria». En este sentido, añadió que la compañía «será declarada de utilidad pública» y aseguró que «los trabajadores continuarán en sus puestos de trabajo».

«Hemos dispuesto una serie de medidas que tienen el propósito de rescatar esa empresa, líder en el mercado agropecuario argentino», sentenció el Presidente, quien insistió en que «el propósito es que la empresa continúe, que sus trabajadores tengan la tranquilidad de continuar en su trabajo y que 2600 productores puedan seguir contando con una empresa a quién venderle los productos que producen y que la Argentina pueda seguir manteniendo en pie un operador de esta envergadura».

El proyecto de ley busca declarar a Vicentín de utilidad pública y sujeta a expropiación para que pase a formar parte de un fondo fiduciario que administrará YPF Agro, con lo que se replicará el modelo de gestión mixta. YPF Agro es una compañía de la petrolera nacional que comercializa semillas, productos para la protección y nutrición de cultivos, además de silo bolsas y lubricantes.

Durante la conferencia de prensa, el ministro de Desarollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, destacó: «Está aquí presente Sergio Affronti el CEO de YPF, ellos en el día de mañana van a analizar estos elementos para poder aprobar esta propuesta en su directorio, poder tratarla. Tenemos el objetivo central que es el rescate de esta empresa que tiene un papel central en el mercado agroindustrial, tres mil productores se han visto fuertemente afectados».

Tras el anuncio, Fernández sostuvo en redes sociales: «Dispusimos la intervención del Grupo Vicentin y enviamos al Congreso una ley de expropiación para garantizar el funcionamiento de la compañía y los puestos de trabajo. Es una respuesta a la preocupación del mercado, pero también una decisión estratégica para la economía».

El Presidente anunció la intervención y expropiación de Vicentín aunque había, al menos, tres interesados en comprarla: José Luis Manzano, un ex CEO de Dreyfus y la suiza Glencore.

Vicentín, líder en la producción de alimentos, entró en convocatoria de acreedores luego de que anunciara la cesación de pagos de su deuda a fines del 2019. El principal acreedor de la empresa es el Banco Nación, que concentra el 80 por ciento de la deuda financiera.

La empresa cuenta con plantas de cereales y oleaginosas en las localidades santafesinas de Avellaneda, San Lorenzo y Ricardone, una división de producción de Biodiesel (Renova), otra textil que incluye desmotadora, hilandería y tejeduría, una planta de jugo concentrado de uva en San Juan, Vicentín Family Wines en Mendoza, además de acopio y exportación de Miel (Promiel), producción ganadera y sedes en Montevideo, San Pablo y Asunción.