¿Somos realmente conscientes de la grave situación policial en la Provincia?

0

Como sabemos, la Provincia nuevamente renovó la emergencia en seguridad pública hasta el año próximo; así también hemos sido testigos de los anuncios desde hace años, entre otras emergencias en seguridad (tal cual la carcelaria, vial y adicciones) en la Policía de la Provincia de Tucumán.

En lo que va de este año, ya que sería muy extenso hablar de tiempos pasados, la Policía de la provincia se ha visto envuelta en situaciones de irregulares actuaciones, que llevaron incluso a la muerte de una persona en situaciones ilegales y procedimientos dudosos. Así también, a la hora de buscar un equilibrio, la fuerza policial continúa desde décadas sin personal necesario para atender la grave situación en seguridad que vivimos, no cuenta con las dependencias necesarias, las que existen se encuentran en situación deplorable casi indigno para cualquier ser humano y no cuentan con recursos materiales para realizar su trabajo “al servicio a la comunidad”.

Es necesario tomar en serio estas cuestiones, exigir a nuestros gobernantes que tomen ya, de manera urgente, la decisión política de la correcta conducción de la fuerza policial. Porque no debemos olvidar, que ellos responden al Ministerio de Seguridad y al propio Poder Ejecutivo.
El gobierno anunció, una vez más, sacar más policías a las calles, un número de 1.300 efectivos que trabajarían en el Programa que se informó, constaría de 71 cuadrículas para diagramar la seguridad y el control social en el ámbito de la Ciudad de San Miguel de Tucumán. Así también, más infraestructura y mejoras para los policías y el servicio de emergencias del 911, cuestiones que no suceden hasta la fecha.

Hoy la policía se encuentra a la deriva, conformes las noticias, está prácticamente anárquica y gestionando sus propios recursos económicos, abusando de su autoridad, decidiendo sobre la vida de las personas, realizando procedimientos ilegales y aplicando “técnicas de reducción” –en palabras del propio Ministro de Seguridad- que derivaron lamentablemente en la muerte de una persona y que la Provincia, nuevamente figure en los principales medios periodísticos del País como ejemplo de lo que no se debe hacer.

Urge una adecuada conducción, modernización, organización y capacitación de la Policía, basada en los estándares de derechos humanos, que deban controlar los ingresos a la fuerza con un organismo descentralizado de la propia policía, que las capacitaciones y el control de su gestión laboral sea de manera constante, así como la rotación de los jefes de las distintas dependencias, condición esencial para evitar ciertas conductas.

Exigimos respuestas más duras contra los policías corruptos, los asesinos y los ladrones. Así también, quienes conducen deben hacerse responsables y buscar soluciones. Hay excelentes policías, no debemos acostumbrarnos a los malos ejemplos y que no pase nada. Debemos conformar una sociedad con premios y castigos.

La responsabilidad esencial de quienes deben resolver y proveer seguridad a la sociedad es una cadena de Proyectos que conformen el “Plan de Seguridad” que se anunció y que, a la fecha no lo conocemos; leyes claras que deben dictar quienes se encargan de legislar y que, el Poder judicial pueda contar con espacios para alojar a las personas que se encuentran sindicadas de la comisión de delitos graves y les aseguro que, el ideal que toda sociedad sueña, se hará realidad.

Necesitamos de la decisión política de todos los actores involucrados para buscar soluciones y alternativas en materia de seguridad pública y ciudadana para que, de esta manera, la Policía haga su trabajo como debe ser. Y ese es el trabajo que tenemos como sociedad, exigir a nuestros dirigentes.

 

Mariela Weisheim
Asesora y Consultora en Seguridad
e-mail: mawl1980@hotmail.com

Publicidad