El Grupo Latam formalizó el primer tramo del financiamiento DIP (Debtor in Possession por sus siglas en inglés) ante la Corte en Estados Unidos, que consiste en un aporte de US$ 900 millones realizado por Qatar Airways y las familias Cueto y Amara, accionistas de la compañía.

La presentación se realizó en el marco de la causa iniciada por el Grupo Latam por el proceso de reorganización voluntaria de empresas bajo el «Capítulo 11», que permite este tipo de financiamiento especial llamado DIP, que consiste en préstamos que tienen prioridad sobre las deudas existentes.

Fuentes de la compañía señalaron que próximamente se formalizará un segundo tramo de financiamiento privado que completaría el monto requerido para llevar adelante el proceso de reorganización voluntaria del grupo bajo el Capítulo 11.

Esta medida abarca a las filiales de Chile, Colombia, Ecuador y Perú, y fue formalizada ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York, que ahora deberá revisar la propuesta.

La presentación será complementada durante las próximas semanas por la presentación de dos nuevos tramos de financiamiento, a través de los cuales el grupo anticipa conseguir los recursos adicionales para completar los aproximadamente US$ 2.000 millones requeridos para su reorganización.

La propuesta también contempla una ampliación del Tramo C por un monto total de US$ 250 millones, a fin de que otros accionistas puedan participar.

El financiamiento DIP es un mecanismo de inversión a través del cual puede participar cualquier inversionista, incluidos los accionistas y partes interesadas existentes.

En la Argentina, la filial local, que acumulaba tres años de pérdidas, intentó avanzar con un recorte salarial del 50%, que los gremios rechazaron y el Ministerio de Trabajo frenó. Luego, anunció que dejaría de volar cabotaje y operaría vuelos regionales desde otras filiales, e inició el proceso para desvincular a 1715 trabajadores.

Hace dos semanas, Latam inició el Proceso Preventivo de Crisis (PPC) ante el Ministerio de Trabajo. Es el paso necesario para desvincular a los trabajadores. El trámite sigue en curso, a la espera de que los gremios hagan sus presentaciones, indicaron fuentes oficiales. En el país rige el decreto que prohíbe despedir empleados hasta agosto y el que dispone la doble indemnización hasta fin de año.