“No es cierto lo que dice Manzur; no se privilegia a Buenos Aires”, le respondió ayer el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich. En diálogo telefónico con LA GACETA, el funcionario nacional explicó que tanto la Provincia como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires destinarán este año de sus respectivos presupuestos alrededor de $ 32.000 millones en aportes para el sistema de transporte de pasajeros, mientras que el resto de las provincias, “a grandes rasgos, aportarán unos $ 10.000 millones”. “Dicho esto, aquí está demostrado que no privilegiamos a nadie; sólo cambiamos una lógica, que era cínica, del kirchnerismo que apoya Manzur, y que había generado una distorsión tarifaria”, argumentó Dietrich. Otra de las diferencias que observó el ministro es el del boleto mínimo y las excepciones. “En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, el mínimo está en $ 18, mientras que en muchos sectores del interior del país se paga cero. En muchas jurisdicciones, las excepciones se terminan abonando con más tarifas, mientras que en Buenos Aires no existe eso, salvo para el caso de los estudiantes primarios de escuelas públicas”, puntualizó el ministro de Transporte de la Nación.

Dietrich señaló que, en el caso de Tucumán,non se gira algunos subsidios como consecuencia de la falta de presentación de rendiciones de cuenta. “El de Tucumán era un caso excepcional porque no se remitía la documentación que se requería. En esto no hay ningún componente político. Venimos girando sistemáticamente los subsidios en todos los distritos porque ese es nuestro deber como funcionarios públicos”, finalizó.