Un hombre de 64 años falleció la guardia del Hospital Provincial del Centenario (Rosario)  luego de haber esperado para ser atendido durante cinco horas y media atendido, según confirmaron fuentes judiciales.

Juan Carlos Borini fue llevado por un familiar a la guardia del centro de salud, según señalaron sus allegados, después de haber sacado un turno. El episodio tuvo lugar la tarde del martes, alrededor de las 16, pero trascendió en las últimas horas.

Borini, quien se movilizaba en una silla de ruedas, tenía antecedentes por alcoholismo crónico y sufría de diabetes. Había asistido el lunes al Centenario, donde recibió la recomendación de parte de personal médico para que quedara internado, pero se negó. Sin embargo, desde el entorno de la víctima negaron esa versión oficial.

Al día siguiente regresó, y después de esperar en la guardia del hospital cinco horas y media, se descompuso. Pese a los esfuerzos realizados por personal médico, falleció, en el lugar alrededor de las 21.30.

Fuentes policiales indicaron que el personal médico del hospital se negó a firmar el certificado de defunción, por lo que se solicitó la presencia de un médico de la Policía de Investigaciones (PDI).

Posteriormente, se dio aviso a la Unidad de Homicidios Culposos y el fiscal Walter Jurado ordenó el secuestro de la historia clínica del paciente y la realización de la autopsia de la víctima en el Instituto Médico Legal.