La producción de yerba mate aumentó un 4,42% en el primer semestre de 2019 en comparación con igual período del año anterior, según un informe elaborado y presentado por el Instituto Nacional de la Yerba Mate.

De esta forma, revelaron que durante junio ingresaron a secaderos 149,43 millones de kilos de hoja verde, mientras que el acumulado de enero-junio 2019 totaliza un ingreso que alcanza los 525,45 millones de kilos. Estos números representan unos 22 millones de kilos más que en el mismo periodo del año pasado, cuando habían ingresado a secanza 503,18 millones de kilos.

Desde comienzos de este año la yerba mate sostiene en las góndolas el impulso del año pasado, fundamentalmente porque los materos se mantienen fieles a nuestra «infusión nacional», argumentaron desde el organismo rector de la actividad yerbatera. Y esto se refleja en los números, ya que en el comparativo interanual el primer semestre 2019 cerró con un incremento del 4,20% en los despachos que efectúa la industria yerbatera hacia sus centros de distribución, mayoristas, hipermercados y supermercados.