En una serie de allanamientos realizados ayer en diferentes zonas de la capital tucumana, personal de la Comisaría 5° logró secuestrar uniformes policiales, un auto y un arma de fuego que eran utilizados para delinquir.

El Jefe de la dependencia, Comisario Rubén Figueroa, informó que los resultados fueron altamente positivos. “Logramos detener a dos sujetos que se encuentran involucrados en varias causas por robo agravado. Además, secuestramos uniformes policiales que eran usados para delinquir, un arma de fuego 9 mm, cartuchos, un chaleco antibalas, y auto Volkswagen Gol Power utilizado por la banda”, detalló.

Los hombres, de 46 y 22 años, son padre e hijo y habrían cometido un robo el 1 de julio vestidos como policías. Ambos fueron puestos a disposición de la justicia junto con los elementos secuestrados.

“Las medidas ordenadas por el Juzgado de Instrucción de la III° Nominación fueron realizadas en forma conjunta con personal de otras dependencias de la Unidad Regional Capital a cargo del Comisario Ricardo Fresneda y el Segundo Jefe Joaquín Girvau, con la intervención de la Fiscalía de Robos y Hurtos III°”, contó Figueroa, quien agregó que se contó con colaboración del GOMT y de la División Delitos Contra las Personas.

Fuente:Comunicación Tucumán