El Arzobispado de Tucumán emitió un comunicado de prensa tras la muerte del sacerdote Oscar Juárez en el día de ayer solicitando a la Justicia actuar para dar con los responsables, a los funcionarios que redoblen sus esfuerzos para combatir los delitos y convocar a todos los referentes sociales a un diálogo para trabajar contra la inseguridad.

El comunicado sostiene que la fiscal adelantó que la muerte del sacerdote Juárez se trataría de una muerte en ocasión de robo. Por lo que desde el Arzobispado afirman que “esta dolorosa pérdida está enmarcada en el contexto de los numerosos hechos de inseguridad que vivimos los tucumanos. Nuestra Iglesia que peregrina en Tucumán, sufre y padece las mismas angustias”.

Por lo que, desde la Iglesia solicitan: “encarecidamente a la Justicia encuentre a los responsables de este hecho tan aberrante. Solicitamos también a todos los funcionarios de nuestra provincia que redoblen sus esfuerzos en la lucha contra la inseguridad y se convoque a un diálogo amplio a todos los referentes sociales para encontrar soluciones integrales a este grave problema que tanto nos aqueja, con el objeto de construir la paz que necesitamos”.