Este lunes, desde el Ente Tucumán Turismo (ETT) empezaron a hacer balances de lo que dejó el primer fin de semana con turismo interno habilitado y las cifras dejan cierto optimismo en uno de los sectores más golpeados economicamente por la pandemia de coronavirus.

“Fue un buen arranque. Se sacaron aproximadamente 1.300 permisos para Tafí del Valle y 700 para San Pedro de Colalao que fue el segundo lugar más visitado”, expresó al respecto el presidente del organismo, Sebastián Giobellina. También hubo visitas a Famaillá, Escaba, Aguilares, Monteros, Lules y San Javier, siendo en total 4.800 los permisos solicitados.

El funcionario felicitó a todos los miembros del Comité Operativo de Emergencia (COE) de la provincia que trabajó durante la vuelta del turismo. “Equipos de Seguridad y Salud estuvieron en cada una de las rutas de accesos de los destinos turísticos haciendo tareas de prevención, requiriendo los permisos, tomando la temperatura”, confirmó.

También subrayó que el regreso del turismo incluyó a las cámaras de hotelería, gastronomía, agencia de viajes, guías y transporte. Además, contó que el organismo diagramó paquetes en conjunto con los privados para que los tucumanos tengan beneficios a la hora de hacer turismo interno.

“La hotelería puso precios bajos con descuentos, la gastronomía igual, el transporte con precios subsidiados para ir a villas turísticas y desde el Ente hicimos subsidios a las excursiones”, concluyó.