Tiene 63 años, trabaja para la famosa empresa de delivery Glovo, terminó en el hospital tras ser embestido por un auto. Según cuenta el accidentado, su empleador sólo le preguntó cómo estaba el pedido al comunicar el trabajador el accidente antes de ser trasladado a un centro asistencial, lo que generó hoy indignación en las redes sociales.

La periodista Yanina Otero, fue testigo de la situación y publicó una foto de la conversación, a manera de denuncia que generó un repudio absoluto en las redes sociales.