Minutos antes de que inicie la octava sesión de la Legislatura tucumana, el vicegobernador Osvaldo Jaldo brindó declaraciones a la prensa en las que reveló su preocupación ante el avance del Covid-19 en la provincia.

“Hoy no hay circulación comunitaria del virus, pero no sabemos qué pueda pasar mañana”, expresó presidente del cuerpo parlamentario. Y añadió: “Si seguimos con este nivel de contagios será muy difícil mantenerse en Fase 5 (distanciamiento social)”.

El funcionario indicó que por el momento “seguimos por horas la evolución de este virus y las recomendaciones que nos marca el área de salud y no vamos a dudar un instante en poner vallas o cerrar todo, privilegiando la salud de todos los tucumanos”.

Jaldo reconoció que de darse esa situación, la principal preocupación de Ejecutivo será que “el cierre de algunos negocios o actividades económicas, que traerá más desocupados y pobreza”.

De esta forma, el vice-gobernador llamó a la problación a tomar todas las medidas preventivas necesarias como el distanciamiento social, el uso de barbijos y el lavado de manos para poder detener el brote.