Esta semana terminó la inscripción para la cuarta fase del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), a través del cual el Estado se hace cargo de parte de los sueldos de los privados. Según informó Jefatura de Gabinete, en esta nueva etapa se registraron 274.557 empresas para solicitar las ayudas correspondientes para el pago de los salarios de julio. Ahora, la AFIP, deberá revisar cuántas de esas compañías cumplen con los requisitos para entrar este mes al ATP. El paso siguiente será empezar a depositar los sueldos, algo que arrancaría la semana próxima.

Si todas las empresas registrada califican, esta fase del ATP será la más numerosa. El programa ATP tuvo 248.000 empresas en abril, 250.000 en mayo y 218.000 en junio, con 2,4, 2,1 y 1,8 millones, respectivamente, de trabajadores beneficiados.

Pero esta vez, los requisitos para recibir ATP son más estrictos que en las emisiones anteriores. El nuevo esquema ofrece dos opciones: el pago del salario complementario o un préstamo a tasa subsidiada.

Para calificar para la primera opción el requisito central es que la facturación de la empresa en junio 2020 de este año haya estado por debajo de los ingresos de junio de 2019. Esto se mide en términos nominales, es decir sin tener en cuenta el efecto de la inflación. En las ediciones anteriores el esquema era más permisivo, ya que abarcaba a compañías que superaran en un 5% la facturación de junio del año pasado.

Para las empresas que hayan facturado entre 0 y 30% más que en junio de 2019, la alternativa que suma el Estado esta vez es que accedan a un préstamo garantizado y con tasa subsidiada, que se destinará exclusivamente al pago de salarios. Este beneficio solo estará disponible para firmas de hasta 800 empleados.

​El Banco Central reglamentó hoy los créditos, que deberán ser otorgados por todos los bancos del sistema una vez que la AFIP dé el OK. Los bancos depositarán los fondos directamente en los cuentas de los trabajadores en no más de cinco días después de la aprobación de la AFIP.

En cuanto a los créditos, la tasa será subsidiada teniendo en cuenta tres tramos de facturación. Si la facturación de la empresa fue entre 0 y 10% más que en junio de 2019, el crédito tendrá una tasa del 0%; si el incremento interanual fue de entre 10,01 y 20%, la tasa será del 7,5%; y para las empresas que hayan facturado entre 20,01 y 30%, será del 15% anual. Habrá tres meses de gracia y se devolverá en 12 cuotas a partir del cuarto mes.

En este ATP 4 el salario complementario que aportará el Estado para las empresas de sectores considerados “críticos” (entretenimiento, cultura, deportes, salud) será equivalente a hasta dos salarios mínimos. El resto de los sectores recibirán como máximo 1,5 salario mínimo. En el ATP 3 se les otorgaba un máximo de 2 salarios mínimos a las empresas de las zonas con cuarentena estricta (AMBA y Chaco) y un máximo de 1 salario al resto del país. Como en las versiones anteriores del ATP, la nómina salarial a tomar en cuenta para el cálculo de la asistencia no considerará los casos de trabajadores cuyo sueldo bruto supere los $140.000.