Tras poco más de ocho meses en la gestión, la viceministra de Educación, Adriana Puiggrós, renunció ayer a su cargo por diferencias con el titular de la cartera, Nicolás Trotta.

Así lo confirmaron a NA fuentes oficiales, luego de que le fuera aceptada la dimisión a la ahora ex funcionaria.

«No fluyó la relación», graficaron en la Casa Rosada en diálogo con esta agencia, sobre el vínculo de Puiggrós y Trotta a lo largo de estos meses.

La viceministra de Educación renunció en momentos en que las clases no se cursan con normalidad por la pandemia de coronavirus y toda la expectativa está puesta en cómo los alumnos podrán retornar a las aulas.

Durante su tiempo como funcionaria mantuvo un bajo perfil y en las pocas declaraciones públicas que hizo generó diferencias con la conducción del Ministerio.