Los restos humanos hallados en la ría de Villarino en el marco de la búsqueda del joven Facundo Astudillo Castro comenzaron este martes a ser sometidos a una autopsia en el laboratorio del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), en la ciudad de Buenos Aires.

La autopsia, prevista originalmente para las 9:00, arrancó a las 9:30, una vez que llegó al lugar la madre del joven, Cristina Castro, junto con sus abogados y la perito de parte, Virginia Creimer.

Además de los restos esqueléticos con los brazos seccionados encontrados el 15 de agosto pasado, se analizarán otros huesos hallados dispersos en la agreste zona cercana al pueblo de Villarino Viejo, muy cerca del límite con la jurisdicción de Bahía Blanca.

Se trata de cúbito, radio, clavícula y húmero hallados semienterrados a pocos metros, además de restos de ropa y la zapatilla encontrada casi intacta, que habría pertenecido a Facundo. Los especialistas afirman que los estudios finales podrían demorar entre 30 y 60 días.