¿Es oportuna y necesaria hoy la reforma judicial?

0

El proyecto de Ley del Poder Ejecutivo para reformular el poder judicial en el fuero penal federal próximamente será tratado en la Cámara de Diputados de la Nación, ante lo cual se hace necesario un análisis de la pretendida reforma que se producirá no solo en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sino que también lo hará en el resto de las provincias de nuestro país.

Los fueros penales federales tienen competencia en los delitos de índole federal en el territorio de cada provincia,tales como: de lesa humanidad, evasión fiscal, trata de personas, delincuencia organizada, narcotráfico, entre otros.

En las provincias, con un criterio de fortalecer la justicia federal se prevé la creación de Juzgados Federales de Primera Instancia, Cámaras de Apelaciones, Defensorías Oficiales y Fiscalías.Los juzgados federales en las provincias son en su gran mayoría de fueros múltiples, quienes deben resolver distintos conflictos en materia criminal federal.

Un informe elaborado por la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, en relación a esta reforma del interior del país, refiere que se crearán 94 Juzgados Federales penales a lo que “no se explica con qué criterio se distribuyeron en algunas localidades en desmedro de otras, ya que no se invoca ni se muestra la circunstancia de haber realizado un estudio pormenorizado del mapa judicial penal del país, del que se desprenda la regulación territorial propuesta”.

En lo que respecta a nuestra Provincia se sumará un Juzgado y una Fiscalía Federal. Examinando nuestro contexto principalmente territorial, poblacional y las diferentes causas de competencia exclusivamente del fuero criminal, actualmente tiene asignados tres juzgados y tres fiscalías federales, (el tercer juzgado y fiscalía ya se encuentran creados por ley anterior a la pretendida reforma actual, pero sin funciones) a lo que se incrementará un nuevo Juzgado Federal con esta nueva reforma, totalizando así cuatro juzgados federales.

A lo largo de los años las causas en Tucumán se fueron incrementando, vinculadas principalmente con el narcotráfico/microtráfico que deben ser resueltos por los dos juzgados federales que se encuentran en funciones.

Esta reforma en el fuero federal muestra como mínimo una falta de conocimiento en la distribución y funciones en nuestra provincia. Actualmente los dos juzgados muestran una carencia de distintos recursos necesarios para mejorar la actuación y agilización en las causas que tramitan, faltando todavía la puesta en funcionamiento de un tercer juzgado y fiscalía, debiéndose allí distinguir y estudiar si inexcusablemente son necesarias las grandes erogaciones en recursos para la adecuación y/o ubicación física de los mismos, los recursos económicos y humanos de dicha reforma de Ley en igual sentido a sus capacitaciones y a la distribución de cúmulo de trabajo de los mismos.

Es necesario entonces como mínimo realizar un pormenorizado análisis concreto de todas estas cuestiones en el fuero criminal ya que existen inevitablemente situaciones coyunturales que derivan de ella en las provincias, tal cual “otros” recursos económicos, sociales y asistenciales para dar respuestas justas y concretas a las que necesariamente requerirá la justicia para su labor justa en especial atención a las detenciones y tratamientos de adicciones.

En igual sentido la falta de espacios para alojar a las personas privadas de su libertad en causas abiertas y/o con sentencias. Surge, de esta manera, la necesidad de comprender si están dadas las circunstancias ciertas en el mediano plazo para dar respuestas a estas necesidades que van de la mano con la creación de nuevos juzgados.

Teniendo en cuenta la cantidad de casos que ingresan a la justicia federal en sus dos juzgados en funciones, los mismos han tenido un incremento sostenido en causas federales, relativas en su mayoría a la ley de drogas y en su gran mayoría relacionadas con el microtráfico. Con la puesta en funcionamiento de un tercer juzgado federal que todavía sigue a la espera de su composición para su entrada en vigencia, las causas que se tramitarán en el fuero federal se reducirán considerablemente a las que ya vienen investigándose en los dos juzgados ya existentes.

A dicho planteo, donde como ya se expresara, el mayor cúmulo de causas que se tramitan son las vinculadas al narcotráfico/narcomenudeo, a lo que se debe tener en cuenta que la provincia de Tucumán se encuentra adherida a la ley de desfederalización en la lucha contra las drogas, la cual, no entró en vigencia y nuevamente tendrá una prórroga, por la falta de voluntad y decisión política para su implementación ya que, la provincia deberá crear sus propios fueros penales con competencia en la materia de narcomenudeo.
Entonces surge preguntarse: ¿es necesaria la creación de un cuarto juzgado federal en la provincia? ¿Los gastos que su implementación demandará serán necesarios? ¿Estamos en condiciones?

Por Mariela Weisheim
Asesora y Consultora en seguridad
e-mail mawl1980@hotmail.com