Tuvo un tenso intercambio con el periodista, que dijo que el empresario defraudó a su padre.
En pleno aislamiento por coronavirus Cristóbal López se presentó sorpresivamente en una radio, donde protagonizó un escándalo al discutir al aire con el conductor de un programa, Ricardo “Richy” Astete, que lo acusó de estafar a su padre.

Mantuvieron un tenso intercambio de palabras en el estudio de Radiovisión 99.5 en Comodoro Rivadavia, Chubut. Una vez al aire el periodista dijo que el empresario iba “romper el silencio” y López lo cruzó.

El empresario dijo: “Yo no rompo ningún silencio, ni vengo a que escuches lo que vos pretendés. Vengo, como vine ayer, a preguntarte por qué dijiste al aire los otros días que yo había estafado a tu padre”. Le pidió que le responda: “Esa es la pregunta que quiero que me contestes. ¿Por qué estafé a tu padre? ¿Dónde estafé a tu padre?”.

El conductor le dijo que no iba a responder nada al aire. López negó las acusaciones y lo increpó: “Yo no estafé a tu padre, tu padre estafó a mi hermana, ella te lo dijo ayer en la cara, se quedó una hora y cuarto con vos, yo me fui porque cuando empezaron a hablar de temas que no me interesan me retiré”.

López dijo que su hermana fue estafada por el padre del periodista que, según el, no respondió a las acusaciones. Luego insistió: “Contale a la gente la estafa que le hicimos los López a los Astete”. El periodista dijo escuetamente: “Ya la vamos a contar”.

El empresario acusó al conductor de extorsionarlo: “A mí me extorsionás. Porque dijiste que a un socio mío, para que no hable más de mi, tuve que darle 400 mil dólares y comprarle una casa. A Ricardo Benedicto”, dijo en relación al titular de Casino Club. López le insistió al periodista que le explicara al aire en qué había estafado a su padre y Astete le respondió que le daría explicaciones, pero fuera del aire.

Más tarde el empresario volvió a plantear que el padre del periodista estafó a su hermana. Le dijo que el hombre “se quedó con la forrajería, con camiones, seis camionetas y seis locales”. Le dijo que pagó “con media casa, porque la otra media casa estaba embargada” y que él levantó la hipoteca.

Astete le respondió que iba a esribir un libro, y el empresario le respondió: “¡Pero libro! Pasquín habrá… no libro. Vos podés hacer un pasquín, no libro, no tenés capacidad intelectual para hacer un libro. Lo único que me interesa aclarar es que yo no soy ningún estafador, vos dijiste que yo estafé a tu padre, decile a la gente con qué”.

López le dijo al periodista que a su hermana no pudo responderle sobre las acusaciones de defraudación y lo increpó: «Vos sos muy macho con un micrófono, y usando a la gente que te escucha». Astete dijo: “Está bien”, para tratar de terminar con la discusión.

El empresario lo cruzó: “No! ¡Está bien, no! Decí adelante mío. Claro, adelante mío no tenés nada para decir, recién dijiste que dentro de pocos días ibas a tener novedades y las ibas a decir, qué novedades tenes, dale”.

López aseguró que el conductor le dijo una semana antes de que fuera detenido: “’¿Y si la semana que viene te toca a vos?’. Vos tenías la primicia, estuve 22 meses preso. Explícale a la gente. Por qué”. Astete le respondió: “No sé”.

El empresario acusó al periodismo de “manchar a la gente” y sostuvo que irrumpió en la radio porque el periodista lo trató de estafador. Luego volvió a preguntarle: “¿Cómo estafé a tu padre? Dale… Si lo dijiste hace tres días. Dale. No dijiste que ibas a hacer un libro”.

Astete le respondió que iba a “explicar todo cuando tenga la necesidad”, en relación a las acusaciones al empresario. López lo increpó al plantearle que no tiene “hombría de nada” y que él dice “las cosas adelante de la gente sin ningún problema”.

El conductor le respondió que lo estaba desmereciendo y le pidió que se fuera de la radio. El empresario se negó y le contestó: “Yo me voy a retirar cuando quiera hermano. Cuando tenga ganas me retiro”.

Subió la apuesta y lo desafió: “Me voy a retirar cuando quiera o me vas a tener que retirar vos. Yo no me voy a retirar, acá estoy, te escucho. La verdad que está buenísimo el lugar, la radio. Muy buena, la extorsión sirve para algo”, le dijo.

López habló de su situación judicial y dijo que lo embargaron y que le hicieron juicio “por algo que no existe”, en referencia a la multimillonaria deuda de su empresa petrolera Oil Combustibles con la AFIP.

El empresario dijo: “Qué distinto el peronismo. El peronismo permite que los periodistas digan lo que quieran, no hay represalias como en el caso del macrismo, esa es la diferencia”.

Luego indicó que se iba a retirar, con quejas al periodista porque no le respondió sobre las acusaciones de estafa. Astete le prometió que le contestaría solo ante “las cámaras del canal oficialista C5N”, propiedad de López.

El empresario aceptó la condición: “Cuando quieras te levantamos hermano, me voy a ocupar de que levantemos en C5N cuando expliques por qué estafé a tu padre. Dale, tomada la palabra”.

Luego le volvió a pedir que responda a las acusaciones. El conductor le respondió: “Cristóbal, cuando venga C5N y me haga las preguntas voy a contestar”. El empresario le contestó: “Voy a venir yo de reportero de C5N”. Se paró y abandonó el estudio.

El empresario K es juzgado por la deuda de $8 mil millones a la AFIP por falta de pago del Impuesto a la Transferencia de Combustibles (IPC) e irá a juicio oral por la causa Los Sauces, por lavado de dinero. Además está procesado junto a su socio Fabián de Sousa por no pagar los aportes de los empleados de su canal de TV y por asociación ilícita en la causa de Los cuadernos de las coimas.