El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, volvió a hablar del conflicto que protagonizó la semana pasada la Policía de la Provincia y negó que se haya tratado de un alzamiento. Al mismo tiempo que apuntó contra “la Policía local” que “nunca tuvo mando”.

Berni pidió que no se haga “una generalización de lo que pasó”, que según dijo, fue “una protesta que se venía expresando en las redes sociales y arrastró a unos cuantos que estaban especulando”, indicó en A dos voces, por TN.

Según el funcionario se trató de “una trampa en la que cayeron aquellos policías que estuvieron cuatro años a la deriva” y que su gestión «viene denunciando que fracasaron”, en referencia a la Policía local.

“Es un sector minúsculo de la Policía, que nosotros venimos diciendo que no puede ser policía. Es gente que se incorporó en seis meses, se les dio un informe y un arma”, dijo y reconoció que el exgobernador Daniel Scioli reclutó a esos efectivos, pero señaló que “después esa policía tenía un plan de carrera, y en 2016 y 2017 debería haber tenido los cursos de perfeccionamiento para ascender, que no se hicieron”.

A la vez, explicó que “por cada municipio se repartieron 600, 700 u 800 efectivos, con solamente 3 o 4 comisarios, por lo tanto esa policía nunca tuvo control”.

“Además, cuando llegan a sus destinos y el comisario ve el desastre que son, intenta impartir disciplina pero estas personas no entendían de qué se trataba”, puntualizó.

Y agregó: “Encontraron la vuelta de denunciar al comisario para que lo apartaran, y llegó el punto en que nadie quería ser comisario de la Policía local, y estaba huérfana”.

“Más allá de todo eso, esa es la policía que tenemos y que no podemos ocultar”, declaró, y agregó: “No va a haber más Policía local. Está, sigue trabajando, es una realidad, pero hay que profesionalizarla”.

“Ha quedado demostrado que esta crisis fue de la Policía local, gente sin nada de conducción, que nunca tuvo mando”, apuntó.

Por último, Berni precisó que “a la Quinta de Olivos concurrieron 42 patrulleros y 86 policías, que están todos identificados”, y que “van a recibir sanciones”.

Expreso de medianoche
Sergio Berni aseguró anoche que las cárceles turcas de la película “Expreso de medianoche” parecen “un hotel cinco estrellas comparadas con algunas comisarías de la provincia, donde “hay baños rebalsados y hay que empujar los patrulleros”.

El Ministro indicó, de forma irónica, que sigue firme en su cargo y, parafraseando la canción “Como la cigarra”, de María Elena Walsh, ironizó “tantas veces me mataron….”.

“El ministro soy yo”, dijo y subrayó que solo recibe directivas “del gobernador Axel Kicillof”.

Acerca de supuestas críticas de jefes comunales bonaerenses a su gestión, Berni expresó que “no escuché a ninguno decir algo por televisión o radio” y dijo que tampoco recibió cuestionamientos personalmente.

Berni concluyó: “No tengo trato con el Gobierno nacional más que por la gestión, y un funcionario nacional sabe que el que pone y saca en la provincia es el gobernador».