Un Día del Estudiante atípico a seis meses de la llegada de la pandemia de Covid-19 a Argentina y también del inicio de la cuarentena. Los alumnos de toda la provincia, no podrán festejar dentro de sus respectivas instituciones pero tampoco podrán hacerlo en bares o espacios públicos, ante el aumento de casos que registra Tucumán en las últimas semanas.

Es por ello que la Policía de Tucumán reforzará los operativos de control que se llevaron a cabo el fin de semana en lugares específicos como la Rotonda de Yerba Buena, el Cerro San Javier y El Cadillal.

“Hemos coordinado con la Municipalidad capitalina un esquema similar al que se implementó para el Día del Niño. Por ello, estarán cerrados los Parques 9 de Julio, Guillermina, Avellaneda, donde la gente tendrá acceso a los bares pero no habrá venta ambulante ni se permitirán reuniones en grupo. Todo el operativo busca desalentar las reuniones en los espacios públicos”, explicó al respecto el Subsecretario de Seguridad, José Ardiles.

También se detalló que participarán de los operativos el IPLA, la Secretaría de Transporte de la municipalidad capitalina y las guardias urbanas de los municipios, en el interior.

También se prestará mucha atención las reuniones y fiestas. “En caso de que se detecten reuniones sociales y familiares o fiestas clandestinas, se dará intervención a la Fiscalía de Emergencia Sanitaria que será la que aplique las medidas que correspondan”, indicó el Comisario Damián Soria, Segundo Jefe del Departamento de Operaciones Policiales (D3).

“Insto a toda la población que en caso de que tenga conocimiento de alguna reunión familiar o fiesta clandestina llame al 911 o a la Comisaría más cercana”, pidió a la sociedad.