Javier Hernán Gómez fue asesinado de tres puñaladas en el pecho. Tras el crimen, fue arrestada su pareja, una joven de 28 años. «En este caso fue aprehendida una joven que es pareja de la víctima mortal. Hoy se realizará la audiencia correspondiente», adelantó el fiscal Carlos Sale.

El Ministerio Público Fiscal informó que en la jornada de hoy, lunes 21 de septiembre, se realizará la audiencia de formalización de la investigación, formulación de cargos y medidas coercitivas por el homicidio de Gómez, hecho que sucedió en la madrugada del domingo en avenida Marina Alfaro al 1800. Por parte del MPF interviene la Unidad Fiscal de Homicidios II, conducida por Carlos Sale.

Al tratarse de una madre de un bebé de pocos meses, tal como prevé la ley, no se solicitaría la prisión preventiva como medida de coerción, sino que se pediría el arresto domiciliario, precisaron las fuentes judiciales consultadas.

La pesquisa

Según la versión de la joven, estaba descansando junto a su pareja, en la madrugada del domingo 20 de septiembre, cuando escucharon ruidos en el fondo. Gómez se levantó y fue hasta ese sector de la propiedad a ver qué ocurría. De acuerdo a ese testimonio, poco después regresó con varias heridas de arma blanca en el pecho y le pidió a su pareja que llamara una ambulancia porque lo habían herido.

El fiscal Sale en persona, inspeccionó el lugar donde se produjo el crimen de Gómez. «Al registrar el lugar observamos muy poca presencia de manchas de sangre, lo cual es llamativo teniendo en cuenta que la víctima recibió tres puñaladas en el pecho, una de las cuales le afectó una arteria vital. Entonces solicité la utilización del Luminol (reactivo cuyo objetivo es revelar manchas de sangre), de lo cual surgió la presencia de mucha sangre en el lugar que habría sido lavada y otras evidencias, como huellas de pisadas. Ante esa situación dispuse la aprehensión de la pareja de la víctima», contó.

Hallazgo

Esas tareas fueron llevadas a cabo por el personal de Criminalística y Química Legal del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del MPF, a cargo de Eugenio Agüero Gamboa, quienes utilizaron el sistema Blue Star, uno de los métodos más modernos en criminalística forense para detectar restos de sangre en sectores que han sido lavados.