Un inspector de tránsito de la ciudad bonaerense de Baradero fue golpeado con ferocidad por tres sujetos que querían entrar a la ciudad este fin de semana. El hecho se dio en medio de los controles que tiene el municipio en pleno aislamiento social por la pandemia del coronavirus.

El episodio ocurrió en la tarde del sábado, cuando dos autos provenientes de la localidad de San Martín quisieron ingresar a la localidad. El agente detuvo los autos, pidió los permisos y ninguno de ellos los tenían así como ningún motivo esencial para poder circular. También se rehusaron a tomarse la temperatura.

Ante esta situación, se mostraron nerviosos y tres de los hombres salieron de un Peugeot 307 para golpear salvajemente al inspector a las trompadas. Luego de la agresión, se fueron hacia la costa de Baradero, donde se sospecha que iban a pescar debido al agradable tiempo de la zona.

“Estas personas se negaron al control sanitario que hacen nuestros agentes, cuando piden documentación y toman la temperatura corporal, y quisieron entrar a Baradero agrediendo”, sostuvo el intendente de Baradero Esteban Sanzio a TN.

Mientras, el inspector municipal, que quedó con moretones, rasguños y sangre en toda su cara, debió ser trasladado a una clínica de la zona para ser asistido, la policía se dispuso a buscar a los atacantes y reforzar los controles en todos los accesos a la ciudad.

Finalmente, los violentos fueron detenidos por “atentado y resistencia a la autoridad y lesiones”. “La patente del automóvil de los hombres fue tomada en el control por las autoridades policiales, y conjuntamente con la Prefectura se secuestró el vehículo y fueron detenidos los agresores en la zona de la costa de la ciudad”, detalló Sanzio.

En un comunicado a través de redes sociales, el jefe comunal sostuvo que esta situación fue “muy angustiante”. “Hace más de 170 días trabajamos para cuidar la vida de todos para no tener que atravesar estas situaciones de violencia», escribió.

Por otro lado, aseguró que estos hechos “no quedarán impunes” y que se “va a llegar hasta el final”: «Vamos a realizar todo para que este hecho no quede en la nada. Aunque eso, no quita el momento ni el dolor que debió vivir”.

Por último, dedicó un mensaje para los trabajadores esenciales que se encargan de resguardar la salud de los vecinos: “Mi mayor respeto a cada trabajadora y trabajador que durante esta pandemia se esforzó junto al Estado para cuidarnos a todos”.