La víctima, que fue identificada como Diego Martín Campos, de 22 años, presenta una herida en la parte izquierda de la espalda compatible con arma de fuego. Buscan cámaras de seguridad que puedan aportar imágenes que permitan establecer la mortal secuencia.

El Ministerio Fiscal comunicó que tomó intervención en el caso la Unidad Fiscal en Homicidios I, a cargo de Adriana Giannoni. De acuerdo a la fuentes del caso, cerca de las 22:30 horas del jueves, desde la seccional Cuarta se alertó telefónicamente de un homicidio ocurrido en el pasaje Díaz Vélez al 1.700 de esta ciudad, donde una persona de sexo masculino había sido herida mortalmente con arma de fuego dentro de un domicilio, hasta donde los agresores lo habían perseguido y ultimado.

Siguiendo instrucciones de la fiscal, el prosecretario Marcelo Sallas y la encargada auxiliar Celina Frías, se hicieron presentes en el lugar. También se dispuso la intervención del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF) del MPF, para el abordaje de la escena. Por parte de la policía actuaron la comisaría Cuarta y la División Homicidios.

Testimonio

La vivienda donde ocurrió el crimen está ubicada en la manzana C del barrio Toledo, al sur de la capital.

Los pesquisas del MPF, se entrevistaron con un vecino del lugar, quien manifestó que añoche se encontraba en la vereda de su domicilio cuando observó una motocicleta que paso a toda velocidad, en la que iban dos jóvenes; y por detrás una camioneta de color gris persiguiéndolos. Según esa versión, los ocupantes del rodado menor se detuvieron a unos 40 metros e ingresaron a una casa, donde fueron alcanzados por sus perseguidores.

El testigo expresó que en ese momento escuchó disparos y vio a uno de estos sujetos levantar un arma de fuego que estaba cerca de la entrada.

En cuanto al compañero del fallecido, habría logrado escapar por el fondo de la propiedad donde ocurrió el ataque.

Tareas investigativas

En la escena del crimen, el ECIF levantó dos vainas servidas calibre 9 milímetros y un proyectil. En tanto, la víctima tenía entre sus pertenencias dos teléfonos celulares, dos mil pesos y una batería de teléfono.

El mismo presenta una herida en la parte izquierda de la espalda compatible con arma de fuego y una herida en la parte izquierda del pecho la cual el médico no pudo precisar en principio si es compatible con arma de fuego o arma blanca, además de hematomas en el labio superior y escoriaciones en la parte derecha de la cara.

Los pesquisas indicaron que están abocados a la obtención de registros de cámaras de seguridad de la zona que puedan aportar imágenes que permitan establecer el derrotero que tuvo esta mortal secuencia.