Una concejala de Salta denunció públicamente una situación de hostigamiento y discriminación que vivió el miércoles pasado durante una sesión virtual convocada para definir el listado de temas a tratar. Allí, un colega le pidió “que se tapara” para “evitar situaciones similares” al escándalo que terminó con la renuncia del diputado nacional Juan Emilio Ameri, quien en medio de una sesión similar de la Cámara baja, protagonizó una escena sexual.

“En el momento que entré a la sesión pidieron a las mujeres que nos tapáramos o nos pusiéramos un saquito para evitar una situación similar”, contó Candela Correa en diálogo con el canal Crónica, la edil de 28 años, conocida en Salta como “la concejala fit”, por su pasado como influencer fitness en las redes sociales.

Correa prefirió no dar el nombre del colega que dijo esta frase, pero explicó que decidió hacer pública la situación para visibilizarla, alegando que no es la primera vez que le ocurre. “Yo vengo sufriendo varias situaciones de hostigamiento, no la vengo pasando muy bien desde el día que asumí», admitió.

Y detalló: «No pertenecía a la política, vengo de la rama de la gimnasia, del deporte. Aposté a esto porque tengo una cantidad de mujeres atrás. Todos podemos aportar a la sociedad”.

Correa asumió como miembro del Concejo Deliberante de Salta en diciembre pasado. Según le contó a Vía Salta, se casó a los 21 años y tuvo que abandonar la carrera de Derecho, que cursaba en la Universidad Católica de Salta, cuando se separó y quedó sola con su hija. En ese momento, comenzó a dedicarse a dar clases de gimnasia y, le fue tan bien, que se volvió masivamente conocida. El año pasado, decidió postularse a concejala y la respuesta fue muy positiva: ganó la elección con casi 18 mil votos.

“Creo que el comentario tuvo que ver con una remera roja que utilicé la sesión anterior y siento que estuvieron toda la semana planeando decirlo”, aseguró la concejala.

Correa advirtió que el pedido vino por parte de dos miembros del Concejo, de sexo femenino, y que lo que más la indignó fue la referencia que hicieron al escándalo de Ameri, al justificar que la solicitud era “para evitar situaciones similares”.

“Hay gente que se tapa del cuello a los pies y nos roban a dos manos. Salgo a hablar para que a ninguna otra persona le pase lo que yo estoy pasando. Cuando sientan violencia, deben gritarlo, no quedarse calladas. Mi forma de vestir no califica el nivel de las tareas», remarcó la joven edil que viene haciendo mención de estos malos tratos en los medios salteños.

El sitio Aries online, informó que el presidente del Concejo Deliberante Darío Madile, intervino al escuchar este pedido y remarcó que “estaba fuera de lugar solicitar cambio de vestimenta”.

Correa integra un monobloque llamado Nueva Generación, que está alineado a la conducción de Gustavo Sáenz, gobernador de Salta.

La edil, de 28 años, tiene más de 100 mil seguidores en Instagram y es admirada por los usuarios por su historia de superación personal. Según contó en varias oportunidades a los medios salteños, cuando era muy joven se quedó sola con su hija y, frente a los problemas económicos, encontró la solución en su otra pasión: el deporte.

Correa decidió abrir un gimnasio, su familia la ayudó a alquilar el local, pero como no tenía dinero para comprar los aparatos empezó dando clases de “ritmo fitness”, en las que andelcproponía ejercitarse bailando. En poco tiempo, su propuesta se volvió un éxito y comenzó también a posicionarse como influencer fitness.

Sin olvidarse de sus inicios, dio clases gratuitas para mujeres de todas las edades en Salta Capital y en Rosario de Lerma. Su vocación solidaria, la hizo pensar que podía iniciar un camino en la política para buscar soluciones a situaciones similares a las que ella tuvo que atravesar, y que enfrentan tantas mujeres.

“Nunca se esperaron que una mujer con exposición, sin un trasfondo político, asumiera un cargo como este. Tengo muchísimas ganas, nunca voy a dejar de lado mis valores ni me voy a correr por lo que piensen de mí”, afirmó en diálogo con un medio salteño.

El caso del PornoZoom del diputado Juan Ameri
El pasado 24 de septiembre, en medio de una sesión virtual de la Cámara baja, el diputado nacional Juan Emilio Ameri, que se encontraba conectado desde su casa de Salta, protagonizó una escena sexual.

La imagen generó un escándalo en vivo, en la Cámara de Diputados, al punto que el presidente de la misma, Sergio Massa, decidió suspenderlo en el momento y formar una comisión para tratar su expulsión. Finalmente, Ameri terminó renunciando a su banca y ahora afronta una denuncia por incumplimiento de deberes de funcionario público y exhibiciones obscenas.

El presidente Alberto Fernández se refirió a este escándalo, y aseguró: “Pasó algo grave y la política no debe pasarlo por alto”.

El titular de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático Fernando Míguez lo denunció ante la Justicia Federal y también pidió su inhabilitación para ocupar cargos públicos.

El diputado salteño fue reemplazado por la antropóloga Alcira Figueroa, primera suplente en la lista de candidatos del Frente Ciudadano para la Victoria de 2017.