Esta jornada de lunes y tras el éxito de las tareas para sofocar y controlar el fuego en el cerro San Javier, personal de Defensa Civil, Bomberos Voluntarios y aviadores abocarán sus labores a dos focos registrados en Yánima y en la Cumbre de Narváez, límite con Catamarca, mientras una guardia pasiva permanece en la zona afectada días atrás.

El director de Defensa Civil, Fernando Torres, explicó al respecto, que por indicaciones del gobernador, Juan Manzur, en los hangares del Aeroclub Tucumán de Yerba Buena las aeronaves contratadas por la Gobernación realizarán relevamientos aéreos del área afectada para detectar posibles focos y fumarolas. Labor que realizarán en conjunto con personal en tierra.

Los aviones hidrantes sofocaron ayer desde las 15.30 y por espacio de tres horas dos nuevos focos de incendio. Pasadas las 18.30 se logró apagar todo luego de realizar entre 35 y 40 descargas de agua. El mismo número de aplicaciones ya se habían realizado en la mañana.

Estos trabajos se realizaron con la vital colaboración de Bomberos Voluntarios de Yerba Buena y de distintas ciudades tucumanas como de las Termas de Río Hondo, agentes de la Policía de Tucumán, Policía Federal, Guardaparques, del Municipio de Yerba Buena y de la Comuna de San Javier, entre otros voluntarios.

Relevamiento de flora y fauna

La Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos, perteneciente al ministerio de Desarrollo Productivo de la Provincia, inició las tareas de relevamiento en el cerro San Javier para analizar el impacto en la flora y fauna afectados por los incendios.

La titular de dirección, Liliana Fortini, contó que en los próximos 15 días los equipos trabajarán intensamente para tener un diagnóstico completo y en paralelo se irán tomando las medidas y las acciones que se puedan llevar a cabo.

«Queremos evaluar cuales son las sendas que fueron afectadas por eso estamos analizando las imágenes satelitales y, hasta ayer, no había imágenes que muestren claramente ningún tipo de afectación para que podamos hacer cálculos”, afirmó Fortini en diálogo con LV12 y adelantó que hoy contarán con imágenes nuevas para poder hacer evaluaciones y, en función de eso, ir haciendo clausuras y las determinaciones correspondientes en los lugares.

Consultada por la guía difundida por la dirección sobre qué hacer con la fauna afectada, la titular advirtió que es probable que las aves lleguen a las casas y recomendó acercarles agua si se los ve cansados por el vuelo debido a esta situación de estrés. “No hay que darles de comer, ellos como vienen se van a donde pertenecen a menos que estén heridos o con algún trastorno que hayan sufrido y en este caso lo que pedimos es que se comuniquen por los distintos medios con la dirección de Flora y Fauna”, remarcó.