El ministro de Economía, Martín Guzmán, en declaraciones descartó que el Gobierno evalúe bajar el gasto público e impulsar una reforma laboral. Por otro lado, rechazó que esté en carpeta desdoblar el tipo de cambio ante las tensiones con el dólar.

En la previa a la negociación entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional que empezará este martes con la llegada de una comitiva del organismo a Buenos Aires.

El Poder Ejecutivo busca dar el siguiente paso en la resolución de la deuda externa: buscará aliviar un calendario de pagos a Washington de casi U$S40.000 millones para los próximos tres años.

«Una brecha cambiaria amplia no es buena para la economía, pero esos mercados cambiarios como el contado con liquidación no son significativos para la macroeconomía y no reflejan la realidad argentina”, declaró el ministro.

Guzmán se preguntó: “¿Por qué tiene que bajar el gasto público? No es a lo que apuntamos, pero queremos las cuentas fiscales en orden, eso seguro”. Guzmán puntualizó que “el objetivo central es la recuperación económica; en una economía que se recupera, los ingresos fiscales se recuperan, lo que sí hay que hacer con el gasto, hay que darle más racionalidad al gasto, gastar para lo que más importa, para la recuperación y el desarrollo de la economía, y eso es lo que refleja nuestra visión». El ministro fue enfático: “Lo que necesitamos es que la economía se recupere; tenemos que normalizar las cuentas públicas”.

El ministro declaró: “El presupuesto 2021 es un presupuesto para lograr la recuperación económica… siempre hay un elemento de discrecionalidad que puede ocurrir como es el caso que ocurrió este año con la pandemia”.