El secretario de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores, Ramón Ayala, murió por complicaciones en su cuadro de coronavirus, tras ser internado el 23 de septiembre en la clínica Adventista, ubicada en el barrio de Belgrano R.

A través de un comunicado, la UATRE informó el fallecimiento de Ayala e indicó que se trata de “una enorme pérdida, la cual sólo encuentra consuelo en el recuerdo de su sonrisa inagotable, su hondo sentido del compañerismo y la solidaridad y sus férreas convicciones para defender los intereses de los trabajadores y trabajadoras rurales».

Ante esta situación, el gremio decretó un duelo de 24 horas en conmemoración y en una jornada “de recogimiento y de ruego por el descanso en paz de su alma”.

Ayala había nacido en la localidad de Colón, provincia de Buenos Aires y fue delegado regional de la UATRE Pergamino, secretario de Organización y secretario adjunto con extensa trayectoria y conocimiento en el área rural y la situación de los peones que trabajaban en la irregularidad.

El secretario general estuvo al frente del gremio de los trabajadores rurales desde 2017, tras la muerte del histórico líder Gerónimo “Momo” Venegas y había renovado su puesto hasta el 2023. En el aniversario de fallecimiento de su excompañero, expresó: “Continuar con su legado es, sin dudas, una responsabilidad y un honor que renuevo día a día comprometiendo mi accionar en favor de la defensa de la justicia social y la defensa de los intereses de los trabajadores de todo el país”.

Con la llegada de Alberto Fernández a la presidencia, él, junto al partido Fe, abandonaron las filas de Juntos por el Cambio para respaldar a la administración del Frente de Todos.

En un encuentro virtual junto al diputado nacional Pablo Ansaloni, el dirigente había afirmado: “Nosotros no tenemos dudas de en dónde tenemos que estar en los momentos difíciles. Acompañamos a nuestro presidente y a nuestro gobernado Kicillof, y lo hacemos desde nuestra identidad peronista a la que nunca vamos a renunciar”.

Tras la lamentable noticia uno de sus grandes amigos, Cecilio Salazar, intendente de San Pedro, se manifestó a través de las redes sociales: “Se me fue mi hermano del alma. Tenías mucho para dar todavía. Que injusta es a veces la vida. Esta maldita enfermedad truncó tus proyectos”.

“Vuela alto querido compañero. Un inmenso dolor me embarga. Te recordaré con esa sonrisa que siempre tenías en los labios. Descansa en paz querido hermano del alma. Algún día nos volveremos a encontrar y brindaremos por la UATRE grande que juntos siempre soñamos. Estarás eternamente en mi corazón”, concluyó.