El jefe de ministros, Santiago Cafiero, recibió ayer a los dirigentes de las principales centrales sindicales del país y directivos de distintas cámaras empresarias, que formaron parte por primera vez de una reunión de gabinete económico ampliado. Durante el encuentro los convocó a defender los intereses de la Nación en la negociación que comienza con el FMI. “El primer tiempo lo ganamos”, dijo en relación con los resultados obtenidos en el canje de deuda.

“El primer tiempo, donde todos nos unimos para negociar la deuda, lo ganamos. Ahora tenemos que retomar la agenda entre todos, unidos, no solo para seguir con la lucha contra la pandemia sino para avanzar con la agenda sectorial que incluya la mirada y perspectivas de los trabajadores y de los sectores productivos”, remarcó Cafiero al comenzar la reunión.

También insistió en que al reestructurar la deuda lo que más ayudó “fue que hubo legitimidad” y que en “el mundo se vio eso”. “El apoyo que nos dio el Congreso de la Nación fue muy importante, también del sector privado. Los diálogos que había con los distintos ministros y ministras, pero sobre todo de los países del G20, ese reconocimiento existía, era muy visible y ayudó mucho a afirmar la posición del gobierno. Esa mecánica, aquí va a valer mucho”, anticipó.

Y concluyó: “Tal como lo hicimos en la reestructuración con acreedores privados, las negociaciones con el FMI las haremos de frente a la sociedad, involucrando a todos los sectores de la economía. Establecer un sendero de crecimiento inclusivo es una tarea de todas y todos”.

El encuentro de este lunes a la tarde busca reeditar el pacto económico y social, a partir de una agenda pospandemia, con eje en el trabajo y la producción.

“Queremos contarles e involucrarlos a todos ustedes para trabajar de forma articulada en este proceso como también lo hicimos durante la reestructuración de la deuda con acreedores privados y agradecemos el apoyo que valió para la Argentina”, les dijo el jefe de ministros a los empresarios y sindicalistas presentes en la reunión.

En representación del sector empresario participan los presidentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo; de la Cámara de la Construcción (CAMARCO), Iván Szczech; de la Bolsa de Cereales, José Martins, de la Asociación de Bancos de la Argentina (ADEBA), Javier Bolzico; de la Asociación de Bancos Argentina (ABA), Claudio Cesario, y Carolina Castro (UIA).

En tanto que de parte del sector sindical están presentes por la Confederación General del Trabajo (CGT), Héctor Daer, Carlos Acuña, Antonio Caló, Andrés Rodríguez, José Luis Lingieri y Armando Cavallieri; por la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), Hugo Yasky, Edgardo Llano, Roberto Baradel, y Daniel Catalano, y por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Esteban “Gringo” Castro.

En cuanto a las negociaciones con el FMI, Cafiero indicó que lo que busca el Gobierno “es un programa que ayude a la Argentina”, porque esto “hace a la cuestión macroeconómica, la estabilidad y generación de empleo». Pero aclaró que ese programa se debe basar “en preceptos sensatos, que nos permita transitar el camino de la recuperación, poder hacerlo de manera sostenible y, al mismo tiempo, ir ordenando la situación externa”.

“Un programa que esté alineado con los objetivos de crear trabajo, reducir de inflación, generar un ambiente más propicio para la inversión privada y aumentar el valor agregado de la economía, que es lo que también nos va a permitir poder sostener la trayectoria de crecimiento”, agregó.

En el mismo sentido, precisó que el objetivo es alcanzar “un programa distinto al stand by anterior acordado en 2018” de manera de poder “transitar el camino de la recuperación económica y hacerlo de manera sostenible, generando un ambiente propicio para las inversiones, con más trabajo”.

En objetivo de la convocatoria oficial es lograr imponer una agenda productiva y de trabajo por encima de los temas vinculados con la pandemia que se apoderaron de las políticas del Gobierno, con miras a una recuperación económica a la que aspira el oficialismo.

Sobre el tema hablaron los distintos referentes sindicales y empresarios presente. Según indicó la Jefatura de Gabinete, en el encuentro, Daer se refirió a las paritarias, las que consideró que “son el diálogo social primario por excelencia” y advirtió: «No queremos que la negociación con el Fondo se traduzca en sacrificios para el pueblo argentino”.

Por su parte, Acevedo admitió que “cualquier empresario sabe que hay una caída del poder adquisitivo claramente, pero también hay una pandemia que nos está haciendo tener unos costos enormes”.

“Vamos a tener que discutir sector por sector para ver cómo hacemos para salir, porque necesitamos bajar la inflación y dar mayor poder adquisitivo para que haya consumo”, anticipó el presidente de la UIA.

En declaraciones a Telam, el dirigente industrial señaló que es importante “tener una economía más ordenada, tener una inflación determinada y en donde se pueda reactivar, porque ahora es el momento” y estimó que entre el Gobierno, los dirigentes sindicales y también las empresas “se podrá lograr». «Ese es el resumen de la reunión que tuvimos hoy”, indicó.

“Ahora vamos a empezar a tener reuniones sectoriales y se va a tener que discutir esto y llegar a consensos, porque creo que la sociedad nos está pidiendo eso”, adelantó Acevedo y respecto de los aumentos salariales, opinó se analizará “cómo se podrá hacer, dentro de lo posible y en cada sector, porque no se puede hablar en forma general ya que hay sectores que están todavía parados”.

Del encuentro, además de Cafiero participaron la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Trabajo, Claudio Moroni; los presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y del Banco Nación, Eduardo Hecker; la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, y el director por el Cono Sur ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos.