El jefe de Gabinete Santiago Cafiero criticó a la oposición ayer por la tarde ante el Senado al asegurar que “si no se aleja del discurso del odio va camino a convertirse en una ultra derecha antidemocrática”. “El terraplanismo político que están tratando de agitar no lleva a ningún lado”, sostuvo al brindar el tercer informe mensual de gestión.

La fuerte definición del ministro coordinador del presidente Alberto Fernández se dio tras una pregunta de la senadora de Juntos por el Cambio Pamela Verasay, quien le consultó “cómo ve a la oposición”.

“Me hicieron una pregunta política y la quiero responder, porque este es un ámbito de debate”, aseguró Cafiero y advirtió que iba a correrse “del libreto del informe de gestión” para contestar. “Creo que si la oposición no baja los decibeles y se aleja del discurso del odio va camino a convertirse en una ultra derecha antidemocrática y minoritaria”, aseguró.

En la misma línea, sostuvo: “Esta suerte de terraplanismo político que están tratando de agitar, que discute sobre valores, libertades y también a la ciencia cuestiones lógicas, válidas y comprobadas, me parece que no es el camino”.

Antes de brindar el informe ante la Cámara alta, el jefe de Gabinete envió un documento de 700 páginas con respuestas a las 760 preguntas que le fueron remitidas. En ese informe escrito, puntualizó sobre las medidas que tomó el Gobierno para paliar las consecuencias de la pandemia de coronavirus, repasó indicadores económicos y se refirió a la situación de los incendios forestales.

Al comienzo de su exposición ayer a la tarde, Cafiero deslizó una indirecta sobre el Gobierno de Mauricio Macri al retomar una frase del expresidente. “Nosotros no venimos a echarle la culpa a nadie ni a decir que pasaron cosas, sino a ver cómo ponemos las cosas en orden entre todos», afirmó.

También destacó el acuerdo del Gobierno con los acreedores extranjeros y lanzó críticas a la gestión de Macri al calificar como “irresponsable” la toma de deuda. En la misma línea, sobre su reestructuración, agregó: “Hubo presiones públicas y no públicas respecto de los tiempos para cerrar el acuerdo y los mismos que habían tomado la deuda salían por los medios a describir cómo había que resolverlo”.

La presentación de Cafiero se dio en medio de un escenario complicado en lo económico y en lo sanitario por la pandemia de coronavirus, que se extendió al interior del país, y ante una Cámara de Senadores regida por una tensa relación entre el oficialismo y la oposición.

Con su presentación ante el Senado, Cafiero brindó el informe número 127 de la Jefatura de Gabinete al Congreso, en cumplimiento del artículo 101 de la Constitución Nacional que obliga al ministro coordinador a concurrir una vez por mes al parlamento.