“Hoy la situación epidemiológica impide volver a las aulas”, afirmó el ministro de Educación tucumano Juan Pablo Lichtmajer, cerrando la puerta a un regreso escalonado a la actividad educativa, tal como aprobó Nación en un protocolo creado en conjunto por las carteras educativa y de salud.

“Según el indicador que presentó la Nación, Tucumán se encuentra en la zona roja del semáforo. En este momento, no están dadas las condiciones epidemiológicas para el retorno seguro a clases presenciales en la provincia”, expresó el funcionario.

Y remarcó: “Sobre todo, no vamos a tomar ninguna medida de política pública que pueda poner en riesgo de contagio a la familia docente, a los alumnos y alumnas y a quienes con ellos comparten. Esto es lo que vamos a priorizar en todo momento: cuidar la salud y sostener el derecho a la educación en condiciones extraordinarias y ciertamente difíciles”.

Si bien todavía no hay definiciones y se espera un nuevo encuentro virtual en las próximas horas, paralelamente, el Ministerio de Educación de Tucumán se encuentra trabajando para el próximo lanzamiento de un plan de transición educativa entre el 2020 y el 2021.

“Claramente en estos momentos y basándonos en los indicadores que están en vigencia, uno debe decir que no están dadas las condiciones en este momento para pensar en actividades presenciales. No obstante, eso no significa que no hay actividad escolar como se ha sostenido a lo largo del año. Vamos a estar trabajando con más intensidad aún para presentar el Plan de Transición 2020/21 no solo para garantizar la continuidad pedagógica, sino también para generar un tránsito hacia el año que viene, acreditando saberes y buscando todo aquello que pueda fortalecer el vínculo”, culminó.