La Corte Suprema de Justicia desestimó por unanimidad el per saltum que presentó Google para pedirle intervención en la demanda iniciada por Cristina Kirchner a la empresa.

El máximo tribunal, por unanimidad, consideró “inadmisible” el recurso por salto de instancia interpuesto por Google, que pretendía frenar una pericia informática solicitada por la vicepresidenta de la Nación.

“Dicho recurso fue dirigido contra la resolución de la Sala II de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal, que declaró inapelable la medida de prueba anticipada requerida por Cristina Elisabet Fernández de Kirchner contra Google”, expresó el documento difundido este miércoles.

La Corte sostuvo además que “resulta inadmisible el recurso extraordinario por salto de instancia cuando, como en el caso, se promueve contra una sentencia dictada por el superior tribunal de la causa”.

La exmandataria presentó una denuncia contra la empresa de Internet el 6 de agosto, tras haber sido mencionada en el buscador como “Ladrona de la Nación Argentina”.

Aquel día, los abogados de Cristina Kirchner pidieron conservar todos los datos asociados a su nombre desde el 17 de mayo de 2020 hasta la fecha en que se realice un peritaje informático.

El juez en lo Civil y Comercial Federal Javier Pico Terrero hizo lugar a esa solicitud de prueba anticipada, ante lo cual Google presentó una apelación por considerar “improcedente” el dictado de esa medida. Según adujo la empresa, no se cumplían los motivos que cita el Código Civil y Comercial para ese tipo de requisitorias.

La Cámara validó la resolución de primera instancia y desestimó la apelación de la compañía en un fallo en el que subrayó “la inapelabilidad de las resoluciones del juez sobre producción, denegación y sustanciación de las pruebas”.

Como respuesta, el gigante de Internet decidió recurrir a la Corte Suprema al argumentar que “la resolución recurrida no afecta solamente a Google, sino a millones de usuarios que verán comprometida la confidencialidad de sus datos”.

“En lugar de garantizar a los usuarios de Internet la seguridad y confidencialidad de sus datos, la resolución recurrida los expone de forma injustificada al escrutinio de un perito”, se quejó Google en la presentación que solicitaba el per saltum.

La causa
Cristina Kirchner demandó a Google debido a que el buscador la mencionaba como “Ladrona de la Nación Argentina”. La presentación de la vicepresidenta hizo referencia a la publicación del 17 de mayo en la que, en sus palabras, se publicó “información falsa y ofensiva” contra ella.

La empresa atribuyó la falla a un problema de indexación y la fuente desde donde sus algoritmos obtienen los datos: según argumentaron, obtuvieron la información de otros sitios públicos de Internet. Uno de ellos fue Wikipedia, una base de datos colaborativa que contiene y cataloga información, y en la que casi cualquier persona puede ingresar y editar los artículos.

Según Google, la falla estuvo en el “Panel de conocimiento”, que es lo primero que aparece en el celular cuando se realiza una búsqueda (en una computadora de escritorio se muestra en el margen superior derecho de los resultados). Se trata de recuadros que están pensados para ofrecer un resumen de información sobre un tema específico.