La defensa del policía Luis Chocobar pidió hoy al Tribunal Oral de Menores 2 suspender el inicio del juicio al que será sometido a partir de las 11 por matar en 2017 a un ladrón que apuñaló a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca hasta que se resuelva un planteo de inconstitucionalidad presentado ante el Tribunal Superior de Justicia de la ciudad de Buenos Aires.

A través de un escrito presentado en la Justicia, los abogados de Chocobar, Fernando Soto y Luis Cevasco, informaron que se “hizo lugar al recurso de queja interpuesto” por lo cual queda pendiente una decisión y por eso plantearon la suspensión del proceso al policía.

“Es una cuestión técnica pero de sentido común”, sostuvo en diálogo con TN el abogado Fernando Soto, quien llegó esta mañana junto a su defendido a los tribunales de Comodoro Py. El recurso que está en trámite busca conseguir que se aplique un juicio por jurados “porque es un derecho constitucional que existe desde 1853”.

Después de que la Corte resuelva, la defensa intentará probar en el debate que la intención de Chocobar nunca fue matar al delincuente Juan Pablo Kukoc, sino detenerlo, y que esa muerte fue producto de un rebote. “Él es un hombre común y corriente que estaba yendo a trabajar”, afirmó el letrado, y subrayó: “Lo que menos quería era protagonizar lo que protagonizó”.

En este sentido, remarcó que si bien el juicio “le genera una preocupación natural” a su cliente, Chocobar “cumplió con su obligación”. “Está probado que la bala rebotó. No le disparó en la espalda. Vamos a probar que, al cumplir con su deber y con los reglamentos, no debe ser condenado”, sostuvo.

Soto manifestó además que tuvo contacto en los últimos días con Frank Joseph Wolek, el turista que había sido asaltado y al cual Chocobar defendió, y este no puede entender que sea el policía quien vaya a juicio. “Simbólicamente, la Justicia lo está poniendo a Chocobar al mismo nivel que a un ladrón”, manifestó.

Chocobar, quien llega libre al debate, está acusado del delito de “homicidio agravado por su comisión con arma de fuego en exceso del cumplimiento del deber” de Kukoc, que prevé una pena máxima de 5 años, mientras que el joven acusado de ser el cómplice de aquel enfrentará cargos por la “tentativa de homicidio criminis causa” de Wolek.

El hecho ocurrió el 8 de diciembre de 2017, cuando el fotógrafo estadounidense caminaba por La Boca y poco antes de llegar a la calle Caminito fue interceptado por dos asaltantes que le robaron su cámara.

Durante el robo, uno de los ladrones lo apuñaló una decena de veces en el pecho y lo dejó gravemente herido, tras lo cual ambos delincuentes salieron corriendo, pero mientras uno logró escaparse, el otro, luego identificado como Kukoc, fue interceptado a tres cuadras por dos personas que habían visto el ataque.

Instantes después, llegó al lugar Chocobar, efectivo de la Policía Local de Avellaneda, quien se identificó y, según declaró después, le pidió que se detenga. Como el delincuente ignoró su pedido disparó al menos una vez, la bala dio contra el piso e impactó en Kukoc, que murió poco después por la gravedad de sus heridas.

FUENTE: TN