Llegaron muchas cámaras hasta el lugar y se recogieron testimonios desgarradores. Sus familiares y vecinos no podían creer lo que estaba pasando. Abigail Riquel, de 9 años, y a quien no encontraban desde la mañana del domingo finalmente fue hallada pero de la peor manera. La habían asesinado con brutalidad, para abandonar su cuerpito sin vida en un descampado.

Fueron los propios vecinos quienes dieron aviso a la policía y se enfrentaron con ellos, reclamándoles inacción ante la desaparición de la menor. «Ahora vienen pero ella ya está muerta». Y en medio de ese dolor, también apuntaron con seguridad contra un joven de 25 años, por la muerte de la niña que además tiene antecedentes penales.

El cadáver de Abigail estaba semi enterrado, presentaba un golpe contundente en la cabeza, producido con algún objeto contundente y posibles indicios de asfixia y abuso sexual, aseguraron desde el Ministerio Público Fiscal. Quienes la hallaron, aseguraron que a la niña hasta la habían despojado de su ropa y en las próxima horas, los expertos realizarán la autopsia que revelará con claridad las causas de su muerte.

Por disposición del fiscal Ignacio López Bustos, a cargo de la Unidad Fiscal en Homicidios I, se ordenó la búsqueda y aprehensión del acusado por su familia, apodado «Culón», quien habría sido visto en la zona y luego desapareció. La casilla donde vivía el sujeto, fue quemada en medio de la bronca por los allegados a la niña que ahora reclaman justicia.

«Pongan todos los días la foto de mi hija, que nadie se olvide, que este crimen no quede impune», gritó su mamá desconsolada frente a las cámaras.