La Asamblea de Delegados del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) resolvieron realizar una medida de fuerza en la última semana de octubre en reclamo de una urgente e imprescindible recomposición salarial y solicitar la conclusión de todas las actividades pedagógicas el 30 de noviembre.

Esto último, debido al intenso desgaste físico y emocional al que fue sometido el colectivo de trabajadores durante siete meses para sostener la continuidad del proceso de enseñanza de modo virtual.

A poco más de dos meses de concluir 2020, el Gobierno de la provincia aún no ha convocado a paritarias salariales para discutir un aumento de sueldos pese a que, en Tucumán, los salarios docentes perdieron, en promedio, un 20% de su poder adquisitivo.

Los docentes afrontaron los gastos extras de los insumos necesarios para sostener la continuidad pedagógica en la virtualidad. Además, la carga laboral se ha incrementado y demanda horas extras de labor que tampoco son reconocidas por los empleadores.

Desde hace meses SADOP Tucumán viene reclamando al Gobierno de la provincia y a los empleadores la constitución de ámbitos de debate y de toma de decisiones consensuadas en materia salarial, pedagógicas y de condiciones laborales. La única respuesta fue el silencio y la indiferencia.

FUENTE: LV12