El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, lanzará el próximo 30 de octubre una escuela de Gobierno con el nombre «ProyectAr», la cual funcionará bajo la órbita del Frente Renovador. El lanzamiento contará con la presencia de un radical, Ricardo Alfonsín, en el aniversario de la elección de su padre como Presidente de la Nación.

También estará en la inauguración Malena Galmarini. Esta iniciativa se suma al lanzamiento del Congreso nacional del Frente Renovador, el segundo fin de semana de noviembre.

Contará con un «Laboratorio de ideas», que agrupará tanto a dirigentes massistas como a referentes políticos de las provincias; y con «Cátedras Abiertas», donde invitados académicos disertarán sobre sus disciplinas. Los eventos serán transmitidos por Youtube.

La escuela se lanza con seis ejes académicos: sociedad del conocimiento; desarrollo económico y equidad territorial; capital social, ambiente y salud; democracia, géneros y diversidad; liderazgo, modernización y gobierno abierto y futuro urbano.

Se trata de un nuevo gesto de diferenciación de Sergio Massa respecto al kirchnerismo duro. Massa viene elaborando un discurso más de centro y busca fortalecer su espacio político, el Frente Renovador, por fuera de la estructura del peronismo tradicional, pero siempre integrado al Frente de Todos.

El objetivo de Massa

Con la apertura de esta escuela de gobierno el titular de la Cámara de Diputados refuerza su iniciativa por mostrar una identidad propia dentro del Frente de Todos. El objetivo es lograr seducir nuevamente al núcleo de votantes de Alberto Fernández que se encuentran desilusionados con la gestión del Presidente, y con esto evitar que se fuguen hacia el lado del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Pero no conforme con esto, Massa también prepara para el segundo fin de semana de noviembre el relanzamiento del Frente Renovador, según revelaron fuentes del entorno del dirigente oficialista.

Ambas iniciativas se enmarcan dentro de una estrategia de Massa de mostrar un discurso propio, y una prueba de esto es la postura que mostró el pasado fin de semana en el programa La Noche de Mirtha: “Tomar tierras es un delito, y por eso es que nosotros defendemos la propiedad privada”, aseguró el diputado nacional sobre la reciente ocupación de predios en la Patagonia y el conurbano bonaerense.

Además, y en otro claro mensaje hacia la clase media desencantada a la que pretende seducir de nuevo, aseguró que “estoy a favor de las pistolas táser”, que desde el crimen del policía Juan Pablo Roldán cometido a metros de la sede de la Policía Montada volvieron a quedar en el centro de la polémica.

“Tenemos que ir hacia la ampliación del Gobierno y la convocatoria a los sectores medios de la sociedad argentina”, admitió finalmente Massa.