El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció este miércoles el contenido de los dos proyectos de ley que intentan apuntalar una actividad clave para el desarrollo nacional.

El Gobierno nacional envió al Congreso los dos proyectos de ley con los que busca impulsar la actividad de la construcción, que contempla la implementación de incentivos fiscales para el sector, considerado como una de las principales actividades generadoras de puestos de trabajo, y atender el déficit habitacional facilitando el acceso al crédito hipotecario.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, quien en líneas generales había anticipado los proyectos el 1 de octubre pasado, afirmó este miércoles que las iniciativas hacen «eje en la industria de la construcción, un motor potente para dinamizar la economía y generar puestos de trabajo, con impacto transversal en diversas cadenas productivas».

Proyecto de ley con incentivos tributarios para la construcción. La iniciativa apunta a:

✅ Incentivar la reactivación económica enfocada en la actividad de la construcción, generadora de puestos de trabajo

✅ Movilizar ahorros hacia actividades de construcción

✅ Promover el rol del mercado de capitales para aplicar ahorro privado al financiamiento de la construcción

✅ Canalizar financiamiento para inversiones que movilicen la actividad económica

La iniciativa cuenta con beneficios en el impuesto sobre Bienes Personales: Exención del Impuesto sobre los Bienes Personales de las inversiones destinadas a la construcción de inmuebles nuevos durante dos años; y crédito fiscal para computar contra el Impuesto sobre los Bienes Personales igual al 1% de las inversiones realizadas en construcción.

Además, el Gobierno anunció diferimiento y ajustes al Impuesto a las Ganancias e Impuesto sobre la Transferencia de Inmuebles: «Se propone adecuar el momento del pago de los tributos sobre las transacciones inmobiliarias (Impuesto a las Ganancias e Impuesto a la Transferencia de Inmuebles, según corresponda), al momento de percibir los ingresos por la inversión» y «adecuar el monto imponible a su evolución en términos reales».

El proyecto también incluye un régimen de Declaración voluntaria de activos que se apliquen a la construcción. A quienes declaren voluntariamente activos en moneda nacional o extranjera y los destinen a obras nuevas en el marco de la ley: Se le cobrará un único impuesto (con alícuota creciente en el tiempo) y se les otorga un “bloqueo fiscal” respecto a lo que pudiera corresponder por esos fondos; y obtendrán beneficios en acciones judiciales y administrativas.

El segundo proyecto que impulsa el Gobierno conforma un Sistema de cobertura y promoción del crédito hipotecario, por el cual se crea una Sociedad Hipotecaria administradora y se disponen nuevos créditos hipotecarios con cobertura de la cuota ante descalces entre salarios e inflación.

También se promueve el acceso al crédito bancario y fomentar la complementariedad con el mercado de capitales, a través de nuevos instrumentos de inversión.

De acuerdo a los fundamentos oficiales, la creación de la Sociedad Hipotecaria Argentina S.A no compromete recursos corrientes del Tesoro Nacional ni del Banco Central.