Los corralones de la provincia, atraviesan un momento complicado y lleno de incertidumbre ante una notoria falta de materiales de la construcción. Al respecto, habló Jorge Garber, titular de la Cámara Tucumana de la Construcción, quien explicó los motivos.

«La situación de desabastecimiento es bastante compleja que no tiene que ver solamente que ver con la suba del dólar sino con el programa precios cuidados para la construcción. Eso genera una situación de incertidumbre en los distintos corralones en función de la posibilidad de reposición. Al no tener un precio certero no sabe si va a poder volver a reponer», inició su explicación en diálogo con LV12.

Garber también señaló que muchas veces es mejor que haya una aumento de precios a que no haya precios. Porque cuando no hay precios no hay venta. «Ante la incertidumbre se produce una paralización de la producción», consideró a la vez que indicó que hay rubros que son emblemáticos en la actividad como son el cemento y el hierro que no estarían teniendo problemas de desabastecimiento.

Finalmente, el dirigente señaló que hay inconvenientes con los plásticos que tienen componentes importados. «Los caños de PVC, todo lo que es agua y cloacas están demorando en fabricarse y de llegar a los corralones».