Anomia, hartazgo social y un estado indiferente

0

Los crecientes hechos de inseguridad, el aumento en la violencia social y los gravísimos hechos de justicia por mano propia lograron romper el contrato social que permite que un Estado mantenga la paz social de sus habitantes.

El total descreimiento hacia las instituciones del Estado y los poderes que permiten el equilibrio de la democracia se quebrantaron y todo parece indicar que el rumbo que tomaron los últimos acontecimientos se agravarían.

La beligerancia de la comunidad del barrio donde fue encontrada muerta la menor Abigail, muestran el avance de la sociedad para esclarecer casos por propia voluntad e iniciativa y lo que es más fuerte aún, es que determinen la culpabilidad y decidan decretar la pena de muerte contra quien fuera sindicado como el autor material de tan horrendo crimen. Mientras la violencia crece a pasos agigantados, las Instituciones del Estado, especialmente la Policía y la justica retroceden en su accionar.

Este peligroso avance, sumado a la intolerancia que se manifiesta día a día nos deja sumidos en un profundo abandono y hay quienes se aventuran a comparar la actual situación con los hechos sucedidos en el año 2001. Es momento de reflexionar sobre qué queremos y cómo queremos vivir los tucumanos

Se aproximan las fiestas de fin de año y los antecedentes indican claramente una efervescencia social a la que nos mal acostumbramos sumado hoy a la grave crisis económica y la extensa cuarentena de más de 200 días y que promete extenderse.
Sería hora de reveer el direccionamiento de los gastos y escatimar de una vez por todas el excesivo e innecesario gasto del gobierno tanto provincial como municipales en publicidad. ¿Alguien sabrá realmente cuánto gastan en publicidad? Claramente van a contramano de lo que la sociedad exige a gritos.

Este estado de anomia creciente y hartazgo social es visto por el propio gobierno como un “espectador más” sin caer en la cuenta de que ellos no son simples relatores o analizadores de la catástrofe que se está viviendo, sino que deben dar señales a la sociedad con profundos e inmediatos cambios.

Mariela Adriana Weisheim

Asesora

Consultora en Seguridad Ciudadana

e-mail mawl1980@hotmail.com