Este martes inició el paro por 48 horas que lleva adelante la docencia universitaria y preuniversitaria de todo el país, nucleada en Conadu Histórica, en rechazo al 7% de aumento salarial que ofreció el Gobierno Nacional en la última reunión paritaria.

Al no haberse retomado las clases de manera presencial, la medida de fuerza incluye apagones virtuales, desconexión total y acciones de visibilización. En nuestra provincia, habrá una protesta/conferencia de prensa en la sede del Rectorado para visibilizar la caída del poder adquisitivo de los salarios docentes.

En un comunicado, se explicó que con la presencia de veinticinco Asociaciones de Base y por unanimidad, el Plenario de Secretarías Generales de la CONADU HISTÓRICA rechazó la propuesta del Ministerio de Educación de la Nación de un incremento a partir de octubre de sólo el 7% hasta diciembre.

También se manifestó que ese porcentaje «es un ajuste muy fuerte sobre los salarios, injustificado, injusto, y significa la decisión del Ministerio de descargar la crisis sobre las espaldas de la docencia que justamente desde el inicio de la cuarentena (hace siete meses) se mantuvo trabajando garantizando la enseñanza de un millón setecientos mil estudiantes, desde el aislamiento en nuestras casas y con nuestros recursos, cuando las Universidades permanecen cerradas».

La propuesta de Nación, además, llegó recién tres meses después de haber vencido la paritaria.