«Estoy harto de los imberbes que buscan sacar rédito de la política, Harto de los juntos por el cargo» lanzó en Detonados. El economista afirmó que el rumbo económico de la Argentina es la agenda del Foro de San Pablo, que consta de tres partes. La primera, 90% cultural, que impulsa valores del socialismo, enmascarado en buenas intenciones y un 10% hacerse de recursos para afrontar la batalla cultural. La segunda, tiene que ver con la ideología de género, cambio climático (o sea el marxismo cultural) y la tercera etapa es la expropiación. Quien ha completado esta agenda es Venezuela y pensá que era un país rico en petróleo y ahora escasea el combustible. Además, con una inflación que ronda el 5000/6000 % y un 96 % es pobre y el otro 80% indigente» afirmó Milei.

El experto en crecimiento económico como el mismo se define, opinó que «si alguien pudiera saber cuáles son lo precios correctos de la economía, la Unión Soviética serìa un caso de éxito y no lo es. No hay forma de saber cuál es el precio correcto del dólar si no sabemos cuánto vamos a terminar emitiendo de dinero»

Adelantó que si es electo diputado en su recibo de sueldo se podrá leer 0. «Voy a renunciar a mi dieta. Si a la Cámara de Diputado es honorable y para mi esa honorabilidad pasa por ahí»

Con respecto a su compañero Espert dijo «Voy con José Luis porque es un gran artífice del cambio cultural político. Yo comulgo con esa política que él hace”

Consultado sobre la situaciòn actual en Tucumán opinó que tenemos un estado fallido. Argentina es un estado fallido donde una de las instituciones más importantes para el contrapeso del poder como lo es la justicia no está funcionando.

«Vivimos en un sistema republicano en donde se supone que vos no te podes comer al caníbal. Sino hay que discutir otro sistema. En este sistema el estado se ocupa de la seguridad y la justicia. Se debe respetar la propiedad y la libertad, si esto no es cumple la gente reacciona»

Milei declaró en Detonados que las empresas se quedaron sin ingresos a causa de la cuarentena impuesta por el Presidente Alberto Fernández. «Tendríamos que haber testeado masivamente como en todo el mundo. No se hizo porque los políticos chorros no podían robar por el precio internacional. Aquí se prefirió mantener la remuneración de los políticos, el choreo de la obra pública, incrementar el aparato clientelista. Un verdadero desastre propio de un gobierno incompetente y corrupto».

Con respecto a los posibles cambios en el gabinete afirmò que cambiar seria radicalizar el rumbo.

  • Escuchá el podcast Detonado de Javier Milei: