Mediante una carta dirigida a la subdirectora del Hospital Centro de Salud Zenón Santillán, doctora Marta Vargas, médicos residentes expusieron diferentes problemáticas que deben enfrentar durante el día a día mientras ejercen sus tareas, afectando la atención a los pacientes, exponiéndose a contagios, corriendo el riesgo de cometer errores médicos, y a sufrir estrés laboral, según indica la misiva.

En la carta los residentes solicitan que se respeten los turnos con los horarios asignados, además se niegan asumir consecuencias de que “un solo médico maneje 36 camas en urgencia dentro de un hospital de alta complejidad”.

Por otra parte, reclaman que en muchas ocasiones los médicos residentes quedan a cargo de la guardia completa sin contar con la supervisión necesaria ante situaciones complejas como intubación, manejo de respiradores, RCP avanzada, e informes de óbitos a familiares.

Por último, también solicitan que se revea la situación relacionada a la formación profesional como especialistas debido a que, según explica, desde el inicio de la pandemia se suspendieron todas las actividades de esta índole.