“Para mi es inaceptable el exhibicionismo ofrecido ayer a la sociedad argentina, comprando libros de derecho y operaciones mediáticas por parte de una señora gorda”, afirmó ayer el senador de Juntos por el Cambio Ernesto Martínez en clara alusión a Elisa Carrió. La descalificación ocurrió durante su exposición virtual el rechazo al pedido de la exdiputada para que el interbloque de JxC vote por el nombramiento de Daniel Rafecas como nuevo Procurador General de la Nación.

“Este bloque no admite influencias externas”, sentenció Martínez, tras señalar que “en este momento no hay acuerdo posible” con el oficialismo en torno a la Procuración General “y mucho menos con el nombre que ha sido enviado por el Poder Ejecutivo”, en referencia al juez federal.

En este sentido, el interbloque de senadores de Juntos por el Cambio expresó hoy su negativa a la solicitud que les hizo la líder de la Coalición Cívica para que voten a favor del nombramiento de Rafecas como nuevo jefe de los fiscales a nivel nacional.

El miércoles Carrió había reiterado el pedido que ya había hecho el día anterior el bloque de diputados nacionales de la Coalición Cívica para que los senadores presten acuerdo para la designación de Rafecas, que requiere de una mayoría de dos tercios a la que el oficialismo no llega con sus bancas.

La referente de la CC dijo que el actual magistrado federal “sabe derecho, lo respaldan los fiscales más serios de la Nación y así evitamos que Madura (Cristina Kirchner) tome el poder”.

Victoria del oficialismo
Los senadores del Frente de Todos hicieron valer su mayoría para rechazar el retiro de dos proyectos presentados por la oposición en 2019 para modificar la Procuración General de la Nación, en medio de una discusión con la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Durante la semana pasada el Frente de Todos abrió el debate en comisión sobre una eventual reforma de la ley que fija las condiciones para elegir y remover al procurador General de la Nación, a partir de un proyecto de Martín Lousteau (Juntos por el Cambio) y de Lucila Crexell (Interbloque Federal).

Ambos pidieron el retiro de sus proyectos por desconfianza hacia las intenciones del oficialismo, pero en la sesión del miércoles por la noche el Frente de Todos, con 41 votos, rechazó el pedido y ratificó su idea de modificarlos y avanzar con el debate.

De esta manera, el oficialismo dejó en claro su intención de avanzar en las próximas semanas con un debate en torno a la reforma de la Ley de Ministerio Público Fiscal, en momentos en que no logra un acuerdo para alcanzar la mayoría de dos tercios que necesita para nombrar a Daniel Rafecas como procurador general, ni tampoco remover al interino, Eduardo Casal.