La Policía de Entre Ríos detuvo ayer a Dolores Etchevehere durante el desalojo de la estancia Casa Nueva. La llevaron a la Jefatura Departamental de La Paz y, después de algunas horas, fue liberada. Se retiró del lugar sin hacer declaraciones.

El fiscal de la causa, Oscar Sobko, informó que fue acusada por el delito de “desobediencia judicial”, al no haber acatado la orden emitida por la jueza María Carolina Castagno. En las redes sociales, el dirigente social Juan Grabois cuestionó el accionar de las autoridades.

Pasadas las 19, el video del arresto de Dolores fue compartido en Twitter por el Proyecto Artigas, cuyos miembros abandonaron el predio más temprano como había prometido el líder de la CTEP. “Así fue detenida Dolores Etchevehere por la Policía de Entre Ríos. No sabemos dónde está siendo trasladada”, escribieron entonces.

Minutos después, el fiscal Sobko confirmó la información, y explicó: “Fue detenida por el delito de ‘desobediencia judicial’. No acató la orden emitida esta mañana por la doctora Carolina Castagno, así que no quedó más opción, ya que es una obligación de los funcionarios públicos junto con la policía el hacer valer esta orden judicial”.

Con respecto al delito de “desobediencia judicial”, el fiscal informó que tiene una pena de 15 días a un año de prisión, por lo que no es de cumplimiento efectivo. Sin embargo, consignó que al haberse tratado de un “flagrante delito”, cometido en ese momento, correspondía el arresto de la mujer.

Tras la detención de Dolores Etchevehere, Juan Grabois hizo una serie de publicaciones en Twitter en las que rechazó el accionar de las fuerzas de seguridad.

“Los integrantes del Proyecto Artigas se retiraron del predio como se informó oportunamente. Dolores, lamentablemente, fue detenida por la Policía de Entre Ríos al servicio de los Etchevehere corruptos”, escribió el dirigente social.

Y agregó: “Hoy festejan los dueños de Argentina. Algún día se va a dar vuelta la taba y festejarán los desheredados y excluidos. A veces las semillas se plantan con dolores. Orgullo inmenso por nuestra militancia. Nada más que decir”.

El desalojo de Casa Nueva
A dos semanas de que la estancia de la familia Etchevehere fuera ocupada por Dolores y miembros del Proyecto Artigas, la jueza Castagno ordenó la mañana del jueves el inmediato desalojo de la propiedad.

Previo a la ejecución de la medida, Grabois había cuestionado la decisión de la Justicia a través de un video publicado en las redes sociales. No obstante, admitió haber “sufrido una derrota” e informó que los usurpadores se retirarían del lugar antes de las 19.

Finalmente, alrededor de las 19 los integrantes del Proyecto Artigas dejaron Casa Nueva en medio de abucheos de los vecinos, que desde hacía días montaban guardia en la entrada de la estancia junto con el resto de la familia Etchevehere. En tanto, Dolores fue detenida luego de negarse a desalojar la propiedad tal como había ordenado la Justicia.