Estado ausente ¿Será justicia?

0

El año 2020 distinto, difícil, de aislamiento, ha dejado ver y confirmar a la sociedad tucumana, que el accionar de la Justicia es invisible y que el Estado está ausente. Estamos viviendo momentos de cruda violencia hacia la mujer donde no está presente la intervención del Estado, donde nos encontramos con un Poder Judicial totalmente ciego, sordo, vacío de Justicia y lleno de marcas viciadas con tintes políticos.

El domingo 18 de octubre, se festejó el Día de la Madre y en la provincia, dos mamás perdieron sus hijas producto de actos de violencia perpetrados por hombres, es decir, que estamos frente a hechos de violencia de género. No voy a entrar en detalles acerca de los hechos de violencia sufridos por las niñas, ya que éstos fueron públicos en su momento por los medios de comunicación.

En lo que hay que poner énfasis es en como las denuncias ante las Instituciones del Estado, sea Policía, Poder Judicial, o a la que corresponda, resultan ser totalmente desoídas, no valoradas, generando como consecuencia encontrarnos con una sociedad cansada de mentiras, que decidió no esperar y salió a la calle a buscar al supuesto violador para hacer Justicia por mano propia, remontándonos al siglo pasado donde el referente era aplicar la Ley del Talión.

Estas situaciones vividas denotan como el Estado está totalmente ausente. Todo se vivió casi en minuto real a través de las redes sociales y luego los medios de comunicación cubrieron esta brutal realidad que nos tocó vivir como sociedad a los tucumanos. Pasado el aluvión todo cae nuevamente en el anonimato, quedando demostrado que el Estado no intervino.

Este último fin de semana, nuevamente fuimos noticia de un nuevo femicidio, donde una profesora perdió su vida en manos de una persona que no debería haber estado en la calle. Se supo que tanto quien fuera la víctima como amigos y familiares habían realizado numerosas denuncias que una vez mas no se escucharon con la debida atención y respeto para poder actuar en consecuencia.

Lamentablemente, aquellos hechos que se denunciaron se hicieron realidad y hoy contamos con una nueva víctima por falta de Instituciones que nos demuestran a la sociedad que están presentes para actuar. Tan incrédula están las personas en la provincia que anoche me contactaron desde una ONG que se encuentra en ciudad de Buenos Aires, para consultarme acerca de un lugar confiable donde puedan recibir a una víctima de violencia género, ya que no podían comprender porque debió acudir a más de mil kilómetros en busca de verdadera ayuda. La respuesta me resultó fácil, tenemos en la provincia, un Estado repleto de Instituciones pero todas ausentes.

Donde están las Instituciones encargadas de proteger, escuchar y contener a las personas que sufren violencia. Se toman medidas sin continuidad, no existe un seguimiento por parte de estos grupos de profesionales que a veces resultan con capacitación básica, aunque muestran tener diplomas colgados, pero en muchos casos no conocen acerca de estos temas. Dentro de este contexto marcado por la ausencia de quienes deberían estar para asistirnos, resulta lamentable la situación que vivimos las mujeres, quienes nos convertimos a cada hora, todos los días, en posibles víctimas de violencia y homicidio.

 

María Inés Ruiz, Abogada – Mediadora.

  • Diplomada Internacional en DDHH de Niñez y Litigio Estratégico. Abogada litigante y capacitadora en temas de Niñez, Adolescencia y Derechos de las Familias y Sucesiones. Ex miembro de Comisiones de Derecho del Niño y la Familia en la Legislatura de Tucumán y Asoc. de Abogados de Buenos Aires. Miembro Adherente de la RLEIDHH.
  • Fundadora de la Red Interdisciplinaria contra el Abuso Sexual Infantil y de la Red Latinoamericana X los Niñxs. Actualmente, trabajando con el Proyecto Escolar “Que conocen los Niños y Niñas acerca de sus derechos”. Investigación sobre el Derecho a la Identidad Biológica.
  • Estudio Ruiz Romero & Asoc