Los bancos fueron autorizados a subir las comisiones que cobran a sus clientes por la prestación de servicios en enero y febrero de 2021, con topes de 9% cada mes.

Así lo aprobó ayer el directorio del Banco Central. El costo de los honorarios se mantiene congelado desde el 19 de febrero, un mes antes de las medidas de aislamiento social, por efecto de la Comunicación A 6912.

Las entidades financieras quedarán habilitadas de esta manera a subir las comisiones por la tenencia de cajas de ahorro, la emisión de tarjetas de débito adicionales, reposición de tarjetas de débito por robo o extravío, uso de cajeros automáticos (fuera de casas operativas de la entidad, de otra entidad y/o red) y servicios de extracción de fondos a través de terminales en puntos de venta y de retiro de efectivo de cuenta por el propio titular o un tercero, explicó el BCRA.

Por otra parte, en el caso de tarjetas de crédito, también podrán ajustar los bancos el costo que paga el cliente por servicio de emisión, renovación, administración o mantenimiento de cuenta; reposición o reimpresión de tarjeta por robo o extravío y tarjetas adicionales.

“Las entidades financieras podrán también disponer aumentos en las comisiones de otros productos y servicios financieros, como cajas de seguridad, operatoria con títulos valores (en el mercado financiero) y cuenta corriente bancaria”, concluyó la autoridad monetaria.