Un chico de 15 años fue detenido en las últimas horas acusado de matar a su padrastro. El violento episodio ocurrió en una casa de la localidad bonaerense de Valentín Alsina tras un caso de violencia de género. Cuando el adolescente vio al hombre pegarle a su mamá, se interpuso entre los dos y lo tomó del cuello unos segundos. Así creen que le provocó la muerte.

Tras un llamado al 911 alertando sobre un caso de violencia de género, los efectivos llegaron al domicilio de la calle Coronel Erezcano al 2400. El cuerpo de Gustavo Ricardo Mariño, de 39 años, estaba tirado sobre su cama boca arriba. Pero ya no pudieron reanimarlo.

La mujer de Mariño declaró después que la discusión entre ambos se desató cuando ella le recriminó que estuviera bebiendo alcohol. A los gritos le siguieron insultos y, finalmente, llegaron los golpes. Fue entonces que, según su relato, su hijo adolescente intervino para defenderla, indicó Télam.

El menor presionó con sus manos el cuello de su padrastro durante unos segundos y cuando este se desvaneció, lo tiró en la cama de una de las habitaciones y salió de la casa junto con su madre para pedir ayuda.

Si bien todo parece indicar que la víctima murió estrangulada, la médica legista que tomó contacto con el cuerpo señaló que tampoco puede descartarse que se haya ahogado con su propio vómito, ya que advirtió líquido en la vía aérea superior.

La causa quedó a cargo del fiscal Juan Colazo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Fuero de Responsabilidad Juvenil del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Entre las primeras medidas, el funcionario dispuso la aprehensión del adolescente por el delito de homicidio. En tanto, espera el resultado de la autopsia para confirmar si Mariño murió estrangulado o como consecuencia de una broncoaspiración.