Un niño de dos años permanecía en grave estado tras ser herido de un balazo mientras se encontraba en su casa del barrio Nuevo Alberdi, en la ciudad de Rosario.

El chico, llamado Brian, se encontraba internado en el Hospital de Niños zona Norte de la cuidad en «estado de coma farmacológico y con asistencia respiratoria». El jefe de terapia intensiva del hospital, el médico Gustavo Sciola, sostuvo que el menor recibió un disparo en el abdomen que le provocó un «shock hemorrágico severo y gravísimo».

«El paciente permanece intubado, en coma farmacológico. Lo tenemos en esa situación para poder brindarle asistencia respiratoria para poder realizar los procedimientos necesarios», sostuvo el profesional en declaraciones citadas por el sitio del diario La Capital.

El chico resultó herido el domingo por la noche cuando su casa de pasaje 1338 y Grandoli, en la que se encontraba entre otras personas junto a su madre, que se encuentra embarazada y con fecha programa de parto para el próximo sábado, fue atacada a balazos en circunstancias que se mantenían confusas. En tanto, por el momento no había detenidos en torno al cruento ataque.