El arzobispo de San Juan, Jorge Lozano, cuestionó hoy las «contradicciones» que hay en el Gobierno entre el proyecto de ley de aborto legal y el que crea el Plan de los 1.000 días para madres y niños.

«No entendemos porque simultáneamente se va a poner a andar el Plan de los 1000 días, incluyendo el embarazo, lo que quiere decir que hay una vida que atender y a la vez un proyecto que quiere eliminarlas, por eso vemos algunas contradicciones», resaltó el prelado.

En declaraciones radiales, Lozano subrayó que «tampoco ha habido un avance en la atención de la salud en la mujer embarazada, que es otro de los elementos que se había comprometido el Estado nacional después de la votación que rechazó el proyecto hace dos años».

A la vez, agregó: «Es cierto que el presidente Alberto Fernández en campaña se comprometió a esto, pero también se comprometió a generar fuentes de trabajo, a tener las heladeras llenas, a impulsar programas de viviendas, a impulsar una serie de compromisos y promover la unidad entre todos los argentinos, cosa que vemos que no se está haciendo».