Mediante un comunicado, el arzobispo tucumano Carlos Sánchez, informó a los fieles que se autorizó el regreso de las misas de manera presencial por disposición del Comité Operativo de Emergencia de la provincia.

En el texto, el sacerdote expresó: «un signo de amor es cuidar la salud del otro y la propia; y cuidarnos entre todos es un acto de caridad, especialmente al personal de la salud y a nuestros sacerdotes».

Además, solicitó a los jóvenes ofrecerse «como servidores voluntarios en sus respectivas comunidades para ayudar al cumplimiento del protocolo y los servicios de caridad».

El protocolo a seguir

  • Para ingresar al lugar se debe usar siempre el tapabocas durante toda la celebración.
  • El sacerdote en tanto, podrá estar sin tapabocas, pero deberá utilizarlo al distribuir la comunión y al final de le celebración.
  • Quienes lean las lecturas pueden estar sin tapabocas solo en ese momento.
  • Se omitirán la presentación de las ofrendas que ya estarán colocadas en el altar y el saludo de la paz.
  • Tanto el sacerdote como los ministros deben colocarse tapabocas a la hora de acercarse a los fieles que van a comulgar.
  • En el momento de la comunión los fieles no formarán fila sino que permanecerán en sus lugares de pie, mientras que el resto estará sentado y la eucaristía se entregará en la mano.
  • La colecta, se realizará una vez terminada la comunión con todos los fieles sentados.