A menos de 24 horas del ataque que ayer conmocionó al barrio porteño de Belgrano, el fiscal a cargo de la investigación agravó la acusación penal contra Sebastián Villarreal y recaratuló la causa como “tentativa de femicidio reiterado”. De existir una condena, por este delito podría enfrentar una pena mínima de 10 años de prisión.

El titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 5 del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, Miguel Kessler, resolvió cambiar la imputación que hasta ayer era por “lesiones graves en contexto de violencia de género”, tras la declaración de testigos que afirmaron que el acusado manifestó durante la agresión que iba a matar a las dos víctimas.

Villarreal será evaluado en las próximas horas por un equipo interdisciplinario de especialistas del hospital Tornú, donde se encuentra internado, y de la Justicia porteña. El objetivo de ese informe será determinar si está en condiciones de declarar y si es peligroso para sí mismo o para terceros.

Más temprano en diálogo con TN, el hermano gemelo de Sebastián Villarreal aseguró que “el efecto de la cuarentena” pudo haber influido en lo que hizo, afirmó que nunca se trató psiquiátricamente ni protagonizó un hecho de violencia y contó que su sueño era “estar en el espectáculo”.

“Él siempre fue bueno, más allá de que las imágenes digan lo contrario. Capaz tiene una enfermedad que yo no me di cuenta”, afirmó Marcos, quien se enteró ayer por los medios de lo que había sucedido. “Esto antes no lo tenía. Creo que el efecto de la cuarentena tiene mucho que ver con lo que pasó. El encierro lo hacía hablar solo”, reveló.

Marcos sostuvo que su hermano gemelo “nunca tuvo un hecho de violencia”, dijo que tampoco se trató psicológicamente, pero sí contó que su madre está “internada con problemas psiquiátricos en Rosario”.

https://fb.watch/1HLFIJLYVH/

Sobre Julieta Antón, una de las víctimas y la profesora a la que según la investigación su hermano admiraba y acosaba, Marcos afirmó que sólo se la mostró pero “nada más”. Dando a entender que no es cierto que él haya notado algún tipo de obsesión. “Nunca tuvo una novia”, añadió después.

Por último, el gemelo del imputado manifestó su solidaridad con las dos chicas atacadas y les pidió disculpas tanto a ellas como a sus familias. “Gracias a Dios que están bien, que es lo importante”, comentó.

El perfil de Sebastián Villarreal, el atacante de Belgrano

Villarreal era alumno de la escuela de danzas. No tiene antecedentes penales y testigos cuentan que estaba obsesionado con Julieta Antón, quien se desempeña como profesora en el local: él era uno de sus alumnos.

Ayelén, amiga de Julieta, habló con TN y sumó detalles. “Lo primero que quiero aclarar es que Julieta no sale con el agresor. Ni Sofía tampoco. Sí puedo decir que él venía acosándola constantemente y tenía clases justo en ese momento con ella. Le pedía fotos todo el tiempo, la interrumpía. Era muy incómodo, pero nunca imaginé que iba a hacer esto”, precisó.

El agresor solía escribirle a Antón a través de Instagram, y otras alumnas de la joven contaron que también la contactaba permanentemente vía WhatsApp. Un rato antes del ataque se había sacado una foto con ella. Se lo puede ver incluso con la misma remera que lucía en el momento del hecho.

 

FUENTE: TN